El velo indomable

ana pasto sin velo

Si hay una imagen que me ha llamado la atención en esta semana es la tomada durante la visita de varios ministros españoles y empresarios a Teherán, capital de la República Islámica de Irán, para entablar relaciones comerciales futuras entre ambos países.

El protocolo intercultural a través de una anécdota simple, se ha convertido en protagonista de esta visita institucional.

Durante una de las intervenciones realizadas tras la recepción y reunión con el presidente de la República, donde suelen realizar un resumen de los puntos tratados y las conclusiones alcanzadas, la ministra de Fomento en un acto de consideración, “junto a la imposición legal que te comprometes a respetar cuando solicitas el visado” (Gracias Angeles Espinosa por este apunte), se coloca un pañuelo a modo de hijab, con tan poca práctica y mala suerte, que se le cae en varias ocasiones, tomando mayor importancia el gesto con el accesorio que las palabras pronunciadas por los ministros responsables de la expedición al país musulmán.

ana astor 2

Este ejemplo no es el único ocurrido entre un velo, un presidente y una representante española, como recuerdan los medios en estos días, la periodista Ana Pastor, tuvo el mismo problema durante su entrevista con el expresidente del mismo país, siendo este el que le advirtió de que se le había resbalado.

Está claro que en España no tenemos obligación de saber cómo se coloca correctamente el pañuelo para que no se caiga, pero si se tienen asesores en la materia que pueda dar un poco de luz a estos temas, o incluso que lleven horquillas u otros elementos que ayuden a que esto no suceda  y que no potencien el verdadero motivo de la visita en vez de aminorarlo.

La predisposición de la ministra siempre será bien recibida, pero su nudo con el velo en la garganta es mas propio de los pañuelos que se utilizan en las fiestas castizas y en las verbenas nacionales que de un hiyab musulmán, y lo que ha traducido su imagen en una copia rejuvenecida de doña Rogelia.

ana-pastor--644x362

Aunque la imagen ha dado la vuelta al mundo e incluso se ha tachado de irrespetuosa por parte de la mandataria española, he de decir que la naturalidad unida a su espontaneidad cuando el accesorio no hacia mas que caer, demuestra su buen hacer en las relaciones con países de otras culturas y su acercamiento positivo al protocolo musulmán base del país en el que se encontraba, en vez de demostrar nerviosismo y malhumor, que es, por experiencia, lo mas común cuando esta situación aparece.

Se puede considerar un error de protocolo? Creo que se podía haber asesorado un poco mejor sobre como se coloca, al igual que lo hizo a la hora de saludar al Presidente de la República Islámica de Irán, o que alguien con experiencia en la utilización de hiyab le hubiera ayudado antes de su intervención.

Queda demostrada con este ejemplo, la importancia de los detalles en el protocolo intercultural, y de su conocimiento para lanzar los mensajes correctamente sin que se vean arrebatados por un pañuelo, un gesto o un color.

_margallo_c8d15c85

Anuncios

Obama en Arabia Saudí; Protocolo, el velo invisible y otras anécdotas.

Barack Obama, Salman bin Abdul Aziz

Esta semana  Arabia Saudí ha dado mucho que hablar este país del medio oriente,  debido a los acontecimientos que se están produciendo debido al fallecimiento del Rey Abdullah (Abdalá) y la proclamación de su sucesor, el Rey Salman.

Pero si por algo ha sido noticia, ha sido por la visita del presidente norteamericano a Riad, la capital del reino saudita para mostrar sus condolencias por la pérdida del que ha sido uno de los reyes más carismáticos para su población.

Comenzaré exponiendo que la visita, se realizó fuera de los 3 días de luto que en este país se decretaron, a diferencia de los 40 que en otros países árabes – musulmanes son tradición.

Por ello, y aunque mostrar sus respetos son una excusa,  podríamos calificar la misma de visita de estado, y ya, si hablamos de quienes componían la comitiva, junto con los honores con los que les recibieron en el aeropuerto, unido a la bienvenida a pie de pista por el propio Rey del país, las dudas se despejan.

Minutos más tarde tuvo lugar una anécdota de la que muy poco se ha hablado fuera de Arabia Saudí, la bienvenida se realizó poco antes de la hora del Asr, el rezo de mediodía, por lo que en el momento en el que fue el momento de rezar,  el Rey saudí se disculpo con el presidente norteamericano para proceder a ello, dejando a éste esperando su vuelta.

En este contexto, el tema que ha causado mayor controversia ha sido la presencia de Michelle Obama con la comitiva que acompañaba a su marido, sin el popular velo que las mujeres llevan en este país.

En Arabia Saudí, y en Riad concretamente, el uso del velo no es obligatorio para mujeres extranjeras no musulmanas, siempre que no vayas a visitar una mezquita, lugares sagrados para los musulmanes o que la policía religiosa que aquí existe, en los lugares más emblemáticos de la ciudad, te sugiera que te lo pongas. Cuestión aparte es la abaya, que como generalmente se piensa, no son solo negras lisas, las hay con multitud de adornos y colores.

Lo primero que me gustaría resaltar es que el debate surgido fuera de Arabia Saudí no se puede comparar con el que a nivel internacional se ha creado. Como apunta Ángeles Espinosa, en un país en el que se generan 150 millones de tuits al mes, 1500 tuits son una mera anécdota.

Si nos ceñimos a este caso, al echar la vista atrás, vemos que hay precedentes  en los que tampoco se ha utilizado la vestimenta tradicional saudí.

He leído ríos de tinta aplaudiendo la postura de no vestir abaya y velo y de formar parte de un mensaje oculto de primacía, cuestión que considero más simple de lo que realmente se piensa.

La opinión general en Riad sobre este asunto argumenta  que si su propósito principal era dar las condolencias, el negro era el color más adecuado, como la intérprete y otras mujeres que había en la comitiva eligieron correctamente.

Barack Obama, Salman bin Abdul Aziz, Michelle Obama

Otro aspecto mítico es que los hombres no pueden tocar a las mujeres.  Hay matices que las generalizaciones no contemplan;  Lo que no se considera oportuno es abrazar, besar, pero estrechar  la mano y más si es un contexto de negocios, relaciones internacionales o política.

También quiero aprovechar estas líneas para corroborar que el video en el que aparece la imagen de Flotus (First Lady of the United States) pixelada, cuya autoría han asignado a la televisión saudí, no es más que una muestra de los errores informativos y los fakes que circulan en Internet.

michelle-obama-es-pixelada-en-una-television-saudi-6049223

Al igual que titulares como el de vanitatis u otros medios, que demuestran como desconocimiento y los estereotipos son una lacra en la veracidad informativa.

Quiero terminar no sin antes recordar que esta visita de estado, es la primera que el nuevo Rey recibe, y que la permanencia y posición de Michelle en el estrecha manos en palacio, entre su marido y Salman, significa mucho cuando existe  toda una estructura paralela  en la Corte  para mujeres, liderada por la Princesa Nouf bin Abdulaziz ,y más aún si ella no tiene una posición política en el gobierno americano como si la tenían las secretarias de estado que visitaron el país con anterioridad.

michelle obama--478x270

Por ello, y aunque en un primer momento pudiera mostrar mi indignación hacia lo que considero una falta de respeto no con el Rey sino con la cultura y las mujeres que habitan aquí tomando el protocolo como excusa, creo que el que no utilizara el velo o la abaya es más sencillo de lo que se ha hablado estos días.

Saudi Arabia's King Abdullah meets U.S. Secretary of State Hillary Clinton at the Royal Palace in Riyadh

 

Hay antecedentes que demuestran que en cuestiones políticas que mezclan posiciones de liderazgo internacionales femeninas la benevolencia toma protagonismo, demostrando que la actitud rígida que muchos consideran tónica habitual, da paso a formas de actuar flexibles, que en definitiva afectan de manera positiva y que son provechosas para las relaciones internacionales.

Demos a las cosas la importancia que tienen siempre desde el conocimiento y el contexto en el que se encuentran.

images