Seguridad Política

images (98)

A la hora de celebrar un evento, en la etapa del pre-evento,  se pone en marcha todo un equipo de organización, producción, montaje y gestión del mismo.

Dentro de ese equipo, existe un factor que es fundamental y que debe de tenerse en cuenta siempre; hablo de la seguridad.

El llamado dispositivo de seguridad, deberá ir  en coherencia con el tipo de evento que sea, si es un evento macro o micro. Siempre, y digo siempre,  se deben contar con diferentes profesionales tanto de la propia seguridad, como  servicios sanitarios, protección civil y todos los dispositivos privados y públicos que requiera especialistas en seguridad ciudadana a la hora de llevar a cabo un acto.

Extrapolando este núcleo vital a los eventos políticos, vemos en muchas ocasiones que se multiplica, y en otros se queda corto.

639x360_1260735201_berluscoSi hablamos de  microeventos, es en estos  donde prima la cercanía de los representantes con sus ciudadanos, afiliados y simpatizantes, y es donde la integridad física de los políticos puede encontrarse más expuesta. Por ello, la seguridad debe estar atenta a posibles incidencias o problemas, sobre todo cuando se llevan a cabo en la calle, y al cual puede acercarse o acudir cualquier persona. Ya pudimos observar  el caso donde a Berlusconi le golpearon con una miniatura y le rompió varias piezas dentales. Estoy de acuerdo en que la provocación, en este caso concreto, tuvo demasiado protagonismo por parte del político italiano.

Si en los microeventos requiere una atención máxima, es en los macroeventos donde la seguridad debe extremarse, y no sólo hacia el político, sino también hacia sus asistentes.

Concretamente en los mítines, la seguridad pasa a determinar si el acto se celebrará o no en el sitio previsto, o conllevará la realización de los cambios oportunos que permitan a los profesionales de este sector trabajar con la certeza de que todo saldrá bien (aunque los imprevistos siempre pueden suceder y debemos estar preparados para ellos y concienciados).

Pero la importancia de esta herramienta en la organización, en los eventos políticos, suele destacar en muchas ocasiones por su ausencia. Casos como el ocurrido en Bulgaria en el que intentaron asesinar a uno de los candidatos con una pistola, la extrema cercanía de un dron a Angela Merkel  o la desafortunada muerte de Benazir Bhutto por una bomba durante un mitin, son claros ejemplos de la falta de seguridad y  resolución ante posibles imprevistos. Claro está que el contexto político, económico y social también deben ser fuentes de información primordiales a la hora de llevar a cabo el protocolo de seguridad en los eventos políticos, para incrementarlo o no.

El caso mas anecdótico donde la seguridad podemos decir que se relajó, fue en el funeral del Nelson Mandela, y el intérprete de signos falso que consiguió permanecer junto al mandatario norteamericano durante su discurso.

Pero dejando de lado estos ejemplos paradigmáticos y mediáticos de la falta de seguridad, quiero hacer referencia a la importancia, en los mítines españoles de este factor.

Para poder crear el llamado protocolo de seguridad, en el que se incluyen los servicios anteriormente citados, hay que hacer una previsión de público asistente al lugar de celebración y dejar vías de evacuación libres por lo que pudiese pasar. Incluso las horas de celebración, si va a ser más corto o más largo, la temperatura y las puertas de emergencia localizadas a simple vista, son elementos que en mi caso, he echado de menos en varios actos políticos a los que he acudido como oyente.

obama siki

Por ello, a la hora de celebrar eventos políticos no escatimen en seguridad, y en la balanza de elementos que se necesitan para su puesta en marcha, es preferible tener en cuenta estos factores, a lamentar desgracias mayores, apuesten por el remedio, y no por la enfermedad.

 

Anuncios

Pánico en los eventos

San Fermín, una de las fiestas tradicionales españolas más conocidas  a nivel internacional y que supone un  reconocimiento inmenso del patrimonio intangible de nuestro país, ha sufrido en esta edición un día que muchos de los asistentes no olvidarán.

tapon_sanfermin_pri

El pasado sábado de estas celebraciones de interés turístico que suponen tanto a Pamplona,  tienen puntos  conflictivos que consiguen todo el protagonismo de estas fiestas, ya que hay vidas que corren el riesgo de desaparecer y  que penden de un hilo debido a un cúmulo de factores, aparte del de enfrentarse cara a cara a un morlaco de 500 kilos.

El correr delante de un toro, ya conlleva una tensión que sólo saben controlar los corredores profesionales, pero si a esta tensión  unimos las aglomeraciones de población que te hace imposible poder ponerte a buen recaudo, puede hasta costarle la vida a alguno de los asistentes, y no solo por una cornada, sino por un ataque de ansiedad, un aplastamiento torácico o por otras causas que este procedimiento identificado como pánico social o de masas produce en las personas que se encuentran inmersos en ellos.

Mascletá en la plaza del Ayuntamiento

Un ruido no identificado, una chispa, una valla en un mal sitio, una riña entre varias personas o una mala planificación son normalmente las causas más comunes de este pánico en masa que se dan normalmente en grandes eventos donde el número de público asistente sobrepasa las medidas previstas de seguridad, lo que conlleva que determinadas zonas donde se producen estas aglomeraciones se convierten en trampas, que provocarán esta reacción en cadena que puede ser mortal.

Las mareas humanas son impredecibles, aunque la primera reacción individual que se suele tener es salir de la zona de peligro lo antes posible de la manera que sea, lo que unido a un imprevisto en la seguridad o a un mal cálculo de público asistente, provocará un tapón humano o cuello de botella donde se viven situaciones realmente escalofriantes tanto para los que se encuentran dentro de estos agolpamientos como para quienes los están viendo desde fuera.

En nuestro país existe  una tragedia reciente que tuvo lugar por este pánico social; lo ocurrido en la fiesta de Halloween de Madrid Arena el pasado octubre de 2012, donde hasta 5 fueron las víctimas mortales de esa masa humana.

Imagen-del-tunel-del-Madrid-Ar_54354738883_53389389549_600_396

Considero que existen un  factor que debería tenerse en cuenta obligatoriamente y que en muchos eventos se remite a un tercer o cuarto plano en la organización y diseño del pre-evento;  la masificación humana que estas fiestas suponen y que hace que los servicios de seguridad y sanitarios se vean colapsados. Pero, ¿ qué solución se da a estas aglomeraciones? Es posible limitar el número de asistentes? ¿Y el de  corredores en San Fermín?

El pronosticar el número exacto de asistentes a un evento es todo un reto a veces imposible de conseguir. Por ello, el calcular siempre hacia arriba, donde sanitarios y seguridad tengan un papel primordial en nuestra planificación de los eventos, controlando todos y cada uno de los elementos que pueden volverse en nuestra contra,  serán vitales para que las fiestas fluyan con toda normalidad.

turisdtas--647x231

La seguridad en los eventos

La gente es imprevisible y si algo puede salir mal, saldrá mal (Murphy)

seguridad eventos politica y protocolo

Estamos siendo testigos desde hace un relativo corto plazo de tiempo a diferentes acontecimientos con finales terribles debido a los problemas que suscita la seguridad en los eventos.

Casos como los ocurridos en Madrid y Brasil  han puesto sobre la mesa los problemas de seguridad y a su vez la escasa normativa y control que existe en las celebraciones de eventos. Un tema que muchas veces no está en los puntos prioritarios de la organización pero que sin embargo no se debe menospreciar es la seguridad. (Fuente Lafuente, 2007).

seguridad eventos politica y protocoloLa protección que debe tener preparada para un determinado evento, debe ir en consonancia con el número de asistentes previsto, pero la cosa cambia cuando hay un aforo limitado permitido, para los cuales se contrata personal de seguridad, y luego el volumen de asistentes se triplica, con el fin de obtener un mayor beneficio económico por parte del organizador.

Es en estos casos, cuando salen a la luz los intereses y la poca profesionalidad de los que llevan a cabo un evento, ya que sólo piensan en como ganar mas dinero, aunque eso suponga una clara falta de medios de prevención y seguridad, y por supuesto pensar en los asistentes como números, no como personas.

Pero si el fallo mas palpable que se comete sobre este terreno es el realizado por la falta de profesionalidad y a veces formación de los organizadores, la cosa es mas grave cuando viene de entes superiores, de aquellos que facilitan permisos y que se han puesto ahora la pilas cuando los fallecimientos son mas que evidentes, para tener mayor control sobre ello.

Esto se refleja a su vez en el poco control normativo que existe sobre la seguridad en los eventos en España. La Ley Orgánica 1/1992 de 21 de febrero (Ley de seguridad ciudadana) sólo en su artículo 8 hace referencia a espectáculos y actividades recreativas, pero de carácter público, siendo sus consideraciones reducidas. El Real Decreto 393/1997 de 23 de marzo (Normativa básica de autoprotección) también tiene en cuenta los eventos en el anexo I, referente al catálogo de actividades con reglamentación sectorial específica dedicados a actividades que puedan dar origen a situaciones de emergencia, pero en la misma tónica.

seguridad eventos politica y protocoloLa seguridad en los eventos siempre se ha considerado importante, pero no lo suficiente. Cabe recordar que dentro de esta categoría encontramos a la policía que complementará las labores de control de accesos, de disturbios y de actividades ilegales dentro de la propia sala que los proveedores de seguridad realizarán como tareas propias de contratación, los materiales de seguridad, servicios médicos y el seguro de responsabilidad civil obligatorio, que en muchas ocasiones, olvidan tener en cuenta.

La realización de un plan de seguridad previo a un evento, tarea que deben realizar los organizadores junto con expertos en la materia, contribuye a que los errores se minimicen y se sepa reaccionar. Los imprevistos siempre estarán presentes, pero una previsión de protección y control del evento, ayudarán a la exitosa celebración del mismo.

Por tanto, considero que hay que ser exquisitos en las celebraciones de nuestros eventos, donde la seguridad sea visible y genere tranquilidad en los asistentes, siempre cumpliendo normativas de aforo y abogando por un mayor control de las instituciones de las leyes referentes a eventos y espectáculos.