Horse Race

horse race

En campaña electoral, se dan una serie de efectos provocados por el desarrollo de la misma y por  la interactuación entre los actores principales de esta característica contienda reconocibles de manera sencilla, pero que en esta disciplina basada en la comunicación y la política, reciben un nombre propio, un tecnicismo característico. Uno de esos términos, es el denominado “horse race”.

Para los expertos, la utilización de esta expresión hace referencia a la situación en la que medios de comunicación y analistas políticos, colaboradores de programas de televisión y radio, columnistas de opinión, asesores políticos e incluso candidatos dedican un  tiempo en todo caso desorbitado  a analizar y sacar conclusiones de los resultados y variaciones por mínimas que sean de las encuestas y sondeos de opinión que forman parte de la vida electoral.

El kit de la cuestión no radica en el análisis de estos resultados, sino en la implicación del tiempo que se dedica a ello, donde en la mayor parte de los casos, es superior al que se otorga a otras acciones políticas, lo que concluye con la importancia creciente de esta herramienta electoral en detrimento de las propuestas políticas, candidatos o mensajes lanzados durante la campaña electoral, cuestiones imprescindibles que, aún siendo las empleadas para persuadir al votante, no consiguen el efecto que si los análisis continuos de resultados  de encuestas y sondeos.

el-cartn-de-daro-el-derby-de-las-encuestas-560x356

Cabe recordar que la persuasión de públicos que se da en campaña electoral, es mas eficaz si se realiza en los medios de comunicación y desde hace relativamente poco tiempo en los medios online.  Si es a través de ellos  donde el continuo análisis de sondeos y encuestas ocupa las parrillas y espacios, hablando mas de un partido que de otro,  y por tanto,  haciendo mayor hincapié en las noticias y entrevistas de figuras que forman los partidos que causan mayor expectación debido a los resultados que obtienen en las encuestas,  da pie a que la función persuasiva de los medios, se encuentre sesgada por una estimación electoral  que no olvidemos, es nada mas que eso, aunque muchos den por verdaderos y finales esos resultados, incluso de manera anterior a la celebración del día de las votaciones.

campaña electoral 2

Sin perder de vista el contexto social, económico y político que enmarca cada proceso electoral, esta oscilación temporal positiva hacia los resultados de encuestas y sondeos se deben tomar con sumo cuidado, dejando a los especialistas de cada equipo de campaña su análisis y posible repercusión en la estrategia que se sigue.

La campaña política aglutina acciones y tácticas, basadas en una estrategia preestablecida que siempre debe dejar de algún modo espacio a posibles giros, justo por lo que se comentaba anteriormente, eso si, siempre de manera controlada por el equipo de campaña.

Todo influye en campaña, y la expresión horse race es un ejemplo de cómo  las herramientas que se utilizan en la creación de estrategias  pueden copar el protagonismo que deberían tener otros elementos que conforman las campañas.

 

Anuncios

Crónica de una pérdida anunciada

Ya sabemos el resultado de los Juegos Olímpicos de 2020; Madrid, no será quien los organice. Una pérdida evidenciada por demasiados y decepcionante para otros, pero que en todo caso, no ha pillado de sorpresa más que a quienes tenían la responsabilidad de llevarlos a cabo.

Madrid-2020-Ciudad-Candidata

En estos últimos meses, muchos han sido los debates que este tema ha suscitado, por un lado, porque los Juegos Olímpicos no van en consonancia con las medidas de recortes que la propia comunidad que pugnaba por ellos está llevando cabo, ya que la preparación de la candidatura ha costado aproximadamente 100 millones de euros, que podrían haberse invertido en sanidad,  derecho que ahora se ve cuestionado por el descenso de presupuestos que este 2013 tienen.

Muy polémica ha sido también la puesta en escena de la candidatura en Argentina, donde el papel del Príncipe contrastó con el realizado por la Alcaldesa de Madrid y su ingles mediocre (relaxing cup of café con leche) pero que a su vez, va en sintonía con la educación precaria que pretenden imponer, del menos es mas.

Incluso se ha hablado de una mejor construcción de marca ciudad o city marketing para el futuro, afirmaciones con las que estoy de acuerdo a medias.

Madrid, es una de las ciudades que mejor marca ciudad realiza a nivel internacional, pero que se encuentra ensombrecida por aspectos como la corrupción y los recortes que su ciudadanía sufre. Por esto, es inconcebible bajo mi punto de vista optimizar su imagen; son necesarios cambios, vientos a favor de quienes realmente ostentan el poder y quienes vivirían en su día a día la organización de unos Juegos Olímpicos.

madrid 2020

Dejando de lado las críticas recibidas, cabe decir que la organización de un evento de éstas características, también debe verse como algo positivo. Acepto que el contexto actual en nuestro país no es el más acorde y resulta contradictorio en muchos casos, pero el albergar un macro evento de estas características también tienen mucho beneficio.

De todos es sabido que la celebración de unos Juegos Olímpicos conlleva un desembolso económico previo para la puesta a punto y que se ve recompensada por los beneficios turísticos y la publicidad internacional que recibe esos días de celebración, recayendo totalmente en la marca imagen de las ciudades que hacen labores de sedes.

Por tanto, creo que a la candidatura de Madrid le han fallado tres factores vitales: La unión de su ciudadanía, que se encontraba enfrentada por  las contradicciones políticas de sus gobernantes, la necesidad de encontrar una salida a esta situación,  y por el contexto de incertidumbre que invade España, donde la seguridad política y económica necesaria para poder llevar a cabo un evento de tal calibre, es indispensable  y que nuestro país no tiene actualmente.

antorcha-olimpica-juegos-olimpicos-londres-2012

Hasta que estos tres factores no se solucionen, nos queda mucho trabajo por hacer, para poder optar a ser sede olímpica y tomar su rentabilidad como propia a medio y largo plazo.

Elecciones Andalucía

Andalucía, comunidad autónoma española donde vivimos ocho millones y medio de ciudadanos, donde la edad media de su población gira entorno a los 40 años y una esperanza de vida de 79, se enfrenta a elecciones autonómicas este mes de marzo con la finalidad de seguir dando la confianza a unos o preferir un cambio en favor de otros.

La tradición de la victoria socialista en esta comunidad está arraigada a las mejoras en políticas agrarias, en la colaboración con políticas europeas y algunas políticas sociales pioneras en nuestro país. Han sido muchas las acciones positivas realizadas a largo plazo, pero también muchas las negativas a corto plazo.
Debido a las circunstancias en las que nos encontramos actualmente y a la imagen cada vez mas deteriorada de instituciones y políticos por los últimos acontecimientos sobre corrupción y medidas anticrisis que afectan a los ciudadanos, según muchos andaluces, es el momento de que haya un cambio de color político en Andalucía, después de un periodo donde el color rojo gobernaba en la mayoría de los territorios.
Por tanto me pregunto, ¿Estas elecciones serán diferentes?

Cabe recordar que las generaciones maduras serán fieles en sus votos, por la extrapolación de la derecha y la izquierda españolas a otros tiempos. Andalucía está muy arraigada a la historia y aún puede palparse el rencor hacia los que formaban un bando u otro.

Sin embargo, las generaciones jóvenes, los nuevos votantes, los votantes de edad media, aquellos a los que la crisis ha afectado mas directamente, son los que abogan por un cambio en Andalucía, un cambio que haga resurgir las esperanzas de un territorio lleno de luz que ha sucumbido a la sombra del paro, a la sombra de no sentirse apoyado ni representado por sus políticos.

Tendrán mucho que decir partidos minoritarios como IU y UPyD, con los votos de los desencantados de la izquierda o con mala percepción de la derecha, incluso aquellos nuevos votos que creen en el multipartidismo.

¿Influirá en los resultados la percepción histórica de las generaciones de edad mas avanzada?
Los últimos acontecimientos políticos, ¿habrán influido en la percepción política de los andaluces? ¿Creerán en el cambio o preferirán una continuidad socialista?
Que tendremos un cambio en Andalucía, esta claro, pero no sabremos si ese cambio girará hacia un color u otro. El próximo 25 de Marzo, obtendremos las respuestas.