Adiós, Presidente

Este domingo día 23 de marzo de 2014 tendrá un espacio propio en la historia política de España, debido al fallecimiento del que fue el primer presidente de la democracia en nuestro país, Adolfo Suárez.

resizer

Este ilustre político que rompió los esquemas conocidos hasta el momento consiguiendo con ello cambiar la política y poner en un lugar primordial a la ciudadanía, siempre con una sonrisa característica que mostraba el carisma que portaba, hace de él una figura conciliadora  con una capacidad para transmitir brutal,  un comunicador nato y pedagógico que la España de aquellos tiempo necesitaba para creer en un cambio necesario, situación que si nos trasladamos a día de hoy, vuelve a estar al orden del día.

Los líderes políticos existen y Adolfo Suárez es uno de los paradigmas de los que el liderazgo político puede presumir.

adolfosuarez-300x150Para honrar a una personalidad con tanto peso, desde que se anunció su inminente despedida, los equipos de protocolo de las diferentes instituciones del estado como Casa Real, Moncloa y Cortes  se encuentran organizando todos los aspectos necesarios para la realización de un funeral de estado que se prevee multitudinario.

asDentro del protocolo, que aboga por la unidad y el respeto entre otras cosas, para esta situación única, en el caso de Casa Real, no ha estado a la altura.  La colocación de las banderas que han acompañado en la escenografía al Rey don Juan Carlos I en su intervención anunciando la triste e irreparable pérdida, se encontraban colocadas a la inversa de lo que se dicta en la ley de banderas (Ley 39/1981, de 28 de octubre), lo que nos lleva a afirmar que no se ha cumplido la normativa vigente al respecto.

Durante esta tarde varios han sido los debates abiertos sobre este desliz; desde una cesión de anfitrión hacia la bandera europea, a una colocación en línea, o incluso un emplazamiento en el que la bandera española reforzara la imagen del monarca en los planos televisivos mas cortos.  Lo único que esta práctica repetida (el discurso de Navidad tuvimos el mismo debate) que toman desde el equipo de protocolo de Casa Real, da lugar a la malinterpretación del papel de esta disciplina tan necesaria y esencial. Como apunta Carlos Fuente en su blog; “ el alto protocolo ha dejado de ser una referencia para mi”.

rey banderas suarez

Pero la muerte de  este símbolo político va mas allá. Si reflexionamos sobre su papel, vemos que también lleva intrínsecos algunos valores que afectan de manera positiva a determinadas instituciones españolas. El recordar el tándem que componían el Rey don Juan Carlos I y Adolfo Suárez en momentos críticos de la transición española, hace que se pongan de relieve todos aquellos objetivos que entre los dos consiguieron, en un momento en el que la Casa Real no se encuentra en uno de sus mejores momentos.

Este recuerdo no quita todo lo que tanto el Rey como el que fue Presidente del Gobierno consiguieron por España, pero el ponerlo de relieve en un momento difícil para esta histórica institución ayuda a que su imagen tome una visión mas positivista y moderada.

rey-y-suc3a1rez

En definitiva, a partir de mañana y desde el transporte del féretro hacia el salón de los pasos perdidos del Congreso, que se convertirá en un lugar de peregrinación democrática, iremos observando las claves del protocolo funerario utilizado en el último adiós a Adolfo Suárez.

Descanse en paz, Presidente.

 

 

Anuncios

Cuando la política olvida el protocolo

086218b2ac4369b7cefd2acbee0be8b1_XL

Estamos asistiendo al cambio del protocolo tal y como lo conocemos, el problema, es que la manera de llevarlo a cabo está produciendo mas confusión que otra cosa.

Fue en los últimos días de 2013 donde protocolo y política se volvieron a entremezclar ante la mirada de todos los ciudadanos, esta vez atónitos al poder comprobar que la colocación de banderas tal y como expone la Ley 39/1981, una normativa primordial en los estudios básicos de protocolo, quedó suprimida por parte de los técnicos de Casa Real por un lado durante el discurso del Rey, de Moncloa en la comparecencia de final de año del Presidente del Gobierno por otro. Si no teníamos bastante,  también pudo verse en algunos discursos autonómicos como el de Aragón.

rajoy banderas mal

Las  máximas instituciones políticas de nuestro país, tradicionales y costumbristas, han optado este año por liberarse de esas dos características a costa del protocolo, otorgando a la bandera europea una cesión por cortesía considerada por diversos profesionales del protocolo fuera de lugar en los discursos mas esperados de final de año.

¿A que se deben estos cambios?

El protocolo da, pero últimamente solo recibe contrariedades.

images (100)Mucho o poco han recapacitado acerca de lo que ese giro de tuerca  protocolario conlleva, tal vez lo han visto como positivo. Cuestión en la que me parece que los responsables pertinentes no han pensado, es en la imagen que con esa manera de tomar a su manera la colocación de banderas de los llamados “protocolistas”, los técnicos  en protocolo, ya que mas que positiva, resulta negativa e incluso podemos considerarla perniciosa.

Si ya hemos sido atacados por los abusos de unos pocos, ahora que cada uno interpreta la ley como quiere en las instituciones, el desprestigio de la profesión es cada vez mayor, una carrera necesaria y que tiene entre sus objetivo fomentar una imagen de unidad, respeto y orden que no es correspondida con lo visto en los últimos actos institucionales, que no representa el esfuerzo que supone llevar a cabo estas tareas protocolarias.

Estoy de acuerdo en que el protocolo debe ser flexible, y ocupar posiciones no protagonistas en los actos institucionales, pero una cosa es quedar en la sombra, y otra relegar la bandera española a una segunda posición cuando nos encontramos en territorio nacional.

Rompo una lanza a favor del protocolo, de sus características, de sus funciones y de sus profesionales, porque es necesario, porque sin el protocolo, los actos y eventos alrededor de las instituciones y organizaciones se convertirían en una autentica  tierra de nadie.

En definitiva, en la balanza de la política y el protocolo,  es el primero el que ostenta un mayor peso, donde será  el segundo el dañado en favor de lo político, donde el equilibrio brilla por su ausencia, y donde las cuestiones puramente políticas, cerca de acaparar a la ciudadanía debido a la cercanía de elecciones o en una acción de dar el papel principal a Europa,  abruman y alejan el necesario protocolo que es el verdadero protagonista a la hora de ejecutar estos actos institucionales.

Dignifiquemos el protocolo.

Memorias Políticas

todos memorias

Estamos asistiendo estas últimas semanas de 2013 a las intervenciones de determinados políticos en programas de televisión en los que con anterioridad hubiese sido inviable poder verlos y o escucharlos. Esas intervenciones tienen un objetivo principal que se descubre al principio de las entrevistas que se les realiza, y que nos da la clave de cómo ex cargos públicos a nivel nacional pueden volver a ocupar espacio en los medios; la presentación de libros de memorias.

Este años se han animado Aznar, Zapatero y el ministro Solbes, siendo estos dos últimos los que más polémica han podido causar con sus declaraciones  acerca de la crisis de la que obviaron hablar y de la que hablan en sus respectivos escritos; uno ilustrándose como un héroe al argumentar que tenía preparadas medidas para paliar la crisis presentadas en el gobierno y otro como villano al no escucharle y continuar hablando de brotes verdes.

solbes

Lo más grave de la situación es que nos recuerda al “papel couché” tintado de amarillo en cuanto a la repercusión de unos dimes y diretes que no vienen a cuento a día de hoy, donde se da via libre a la especulación y que requieren de platós televisivos para desmentir  y defenderse de acusaciones de otros similares a ellos, en un momento en el que ya no tienen sentido, más que para conseguir ocupar titulares de portada y que eso repercuta positivamente en los ejemplares vendidos.

Otro aspecto que el publicar las memorias conlleva, es la presentación del libro. Por ser personalidades de la historia política reciente en España, siempre se suponen morbosas en cuanto a los asistentes a los mismos.

Si la presentación de Aznar se caracterizó por la no asistencia de representantes del gobierno actual,  la de Zapatero lo hizo por estar arropado por grandes amigos y políticos socialistas a los que el mismo calificó así.

Estas situaciones hacen pensar a la opinión pública en dos direcciones, por un lado sobre el por qué de estas situaciones  y por otro  dando por hecho malas o buenas relaciones entre ellos, tensas para unos y gloriosas para otros.

ministros-miembros-PP-presentacion-Aznar_EDIIMA20131107_0924_4

En definitiva, la publicación de memorias está dando lugar a que la política y su legado se haga un poquito más rosa, en cuanto a las críticas surgidas entre sus actores principales,  y la manera de responder a ellas, donde son los periódicos nacionales los que dan cabida a estos aspectos, cual revistas del corazón publican. Y  es que las confrontaciones hasta en política venden, incluso en las tertulias que invaden la programación nocturna han debatido sobre los “rifirrafes” surgidos a raíz de la presentación de memorias.

zapatero blair

Lo que está claro es que la publicación de estos libros, nos muestran diferentes puntos de vista de la política española, desde los ojos de quienes redactan. Unas visiones de la política diferentes y  con una perspectiva que complementarán la imagen de sus protagonistas, como víctimas, o como responsables.