Silencio

silencio2

Entre receptores y emisores, existe un mensaje codificado que se transmite a través de un canal determinado. Esta breve explicación nos da la clave de lo que comunicación significa. Sin embargo, el proceso es algo mas complejo cuando se introducen elementos como la verbalidad y la no verbalidad.

Si hacemos referencia a la comunicación no verbal, existe un elemento indispensable en la comunicación pero que en muchas ocasiones se menosprecia, no sabe utilizarse o se hace de una manera errónea; El silencio.

Y es que España es un país de gritones, de rellenar todos los espacios con palabras y ruidos, incluso a veces llegando a ahogarnos por tal de no incluir un silencio en nuestras conversaciones. Este aspecto se transforma al interactuar con personas de otras culturas que sí utilizan este elemento como principal, como necesario e imprescindible en los procesos comunicativos.  Esta arma de la comunicación, aunque sea considerada un problema, nos ayuda a entender mejor a nuestros interlocutores, a la vez que  se transforma en una muestra de respeto y  atención hacia los demás.

obama-shhh1

Si hablamos de política, los silencios siempre se han considerado una falta de argumentos, quedarse en blanco e incluso olvidar lo que se tenía que decir en un momento determinado, valores que se han asimilado como verdaderos cuando realmente no debería ser así.

Fuera de los aspectos culturales y aspectos que en España el silencio significa,  un claro ejemplo de su importancia se encuentra en las negociaciones, donde puede convertirse en una carta ganadora para quien sepa utilizarlo, convirtiéndose en un aliado cuando se utiliza al ayudar a observar al interlocutor y analizar los otros elementos no verbales que se muestran, ya que debido a esa incapacidad de callar, muchos hablan por hablar sin saber lo que dicen, y cuando se enfrentan a un silencio no esperado, hacen lo posible por destacar con sus palabras e incluso gestos, sean los que sean para acabar con esa omisión de la palabra.

descarga (33)

De otro lado, el silencio debe ser erradicado cuando su aparición viene asociada a problemas sociales, de salud o situaciones que dificultan la libertad de expresión. Es en este punto cuando el silencio se convierte en oscuridad y cuando será la palabra quien de luz.

Por ello, es necesario conocer qué es  y  aprender a utilizar el silencio,  darnos cuenta de la importancia que esta herramienta comunicativa conlleva (fuera de situaciones donde se buscará acabar con este mutismo inducido)  y tomar como propio el proverbio árabe  “si lo que vas a decir no es más bello que el silencio, no lo digas”.

Aprendamos a utilizar los silencios y ayudemos a quienes lo utilizan por no tener alternativa.

sound of silence

Anuncios

Prosodia

palbras al viento

¿Sabemos leer correctamente? Si lo hacemos en voz alta, ¿transmitimos realmente lo que el texto dice?

La rama de la gramática relacionada con la correcta pronunciación y acentuación, es la prosodia, necesaria para conseguir el entendimiento correcto y completo de los textos y discursos que escuchamos y leemos.

Este término es poco conocido entre la sociedad, pero es sumamente necesario su uso para entender lo que leemos, lo que pronunciamos de viva voz.

La lectura depende normalmente del sentido de la vista o del tacto, pero debe apoyarse en el del oído para ser comprendida por quienes la escuchan. En la educación, a la vez que enseñan a leer, tambien deberían tener en cuenta la prosodia; la pronunciación, entonación y acentuación de las palabras y frases a la hora de leerlas en voz alta.

blablabla1¿Por qué no hablamos igual que leemos? ¿Por qué cuando leemos, cambiamos el tono, y lo hacemos “de carrerilla” sin darle ninguna emoción?

La respuesta; Porque no sabemos leer correctamente.

En el campo donde mas fácil encontramos el uso de prosodia correctamente es en algunos anuncios publicitarios y en los medios de comunicación, especialmente en la radio.

Si extrapolamos la prosodia al campo de la comunicación política, también podemos ver que es de vital importancia su conocimiento.

Una prosodia correctamente usada, fortalece al político y da sentido a sus mensajes, ya que ayuda a comunicar eficazmente con la población e indirectamente, conseguirán empatizar con él.

La duración, intensidad, pausas y movimientos melódicos de las palabras que debe pronunciar en un discurso leído, caracterizan este ámbito y necesitan ser usadas conscientemente para transmitir un mensaje correcto.

prosodia politica y protocolo Si no realizamos una buena lectura apoyada con conocimientos en prosodia, la transmisión del texto varía o no llegará a entenderse como debe y no obtendrá la atención suficiente de los oyentes.

Cuando un representante político lee un discurso en voz alta, no basta con que aprenda el texto de memoria y posteriormente lo recite, debe ponerle sentido, emoción y significado a lo que habla, a lo que comunica a su público, ya que sin una entonación adecuada y una acentuación óptima, su mensaje no tendrá el mismo calado y terminará por diluirse, siendo la percepción ciudadana final la de un representante incapaz de hacerse entender.

Por tanto, la prosodia, ese gran desconocido a la hora de comunicar un texto en voz alta, debería tener un mayor peso a la hora de aprender a leer en voz alta, ya que depende de su uso, el que se de un sentido u otro a las palabras que queremos transmitir.

Lo que la palabra esconde

 

Es curioso observar como se va transformando el vocabulario de nuestros representantes políticos conforme pasan los periodos electorales. Y la cuestión es que no sólo cambia el vocabulario, el significados de las palabras también.

Palabra; Capacidad de expresar el pensamiento por medio del lenguaje articulado.Las palabras en política ayudan a vender lemas, lemas que ayudan a conseguir victorias. En campaña electoral, ya se deben cumplir varias funciones interrelacionadas;

 

  • Empatizar con la población, ponerse en su lugar para conocer los problemas que tienen y optar por proposiciones fiables y acordes a las necesidades de los ciudadanos.
  • Informar de sus propuestas y soluciones mediante diferentes medios.
  • Convencer a los futuros votantes de las posibilidades de sus programas electorales.
  • Movilizar a la población para conseguir su voto.

 

El cumplimiento de estas funciones conllevan el uso de un medio; las palabras, y tienen un cometido esencial: son las mediadoras entre el ciudadano y el partido político.

 

Pero el significado de éstas se torna diferente tanto en tiempos electorales como no, debido a dos variables:

 

  • Contexto; Dependiendo del entorno político, económico y social, se utilizarán unos términos u otros para conseguir los objetivos arriba citados y el significado de la palabra tenderá hacia lo negativo o lo positivo. Encontramos un ejemplo en el empleo de la palabra “cambio” en la campaña política del Partido Popular, incluída en su slogan. Contribuyó a conseguir mas de 11 millones de votos. “Cambio” en el contexto que nos situábamos en 2011, era sinónimo de esperanza, de mejora, de solución. Actualmente, esa misma palabra se encuentra mas cerca de vocablos del estilo de desánimo y pesimismo.
  • Persona que lo pronuncie; El político en sí, su reputación, carisma y su trayectoria también influye directamente en el significado de las palabras, en definitiva, su liderazgo proyectado. Argumentar términos como la libertad o la nación tendrá un sentido u otro según quien sea el representante que lo explique, lo que a su vez, creará mas expectación y repercusión social.

 

No podemos olvidar los términos que ya por sí mismos tienen connotaciones perniciosas sin depender del contexto y del orador. Crisis, rescate, palabras con significado negativo, etc.. todas ellas, están prohibidas dentro del lenguaje discursivo político por lo que proyectan y porque contrarrestan las funciones que deben tener las palabras políticas.

 

Por tanto, las palabras que conforman un mensaje político, tienen un significado variable dependiendo de quien las pronuncie y del contexto en el que se emitan, lo que les da un significado propio de cada momento, de cada sensación, de cada esencia y de cada ideología.

Termino citando a la Marquesa de Chevigne “Hay palabras que suben como el humo, y otras que caen como la lluvia.