Fútbol y Política

mundial-brasil-2014

Hay dos temáticas que en cuestiones de cortesía y reuniones de empresa se ha aconsejado siempre evitar para no crear conflictos; uno es la política y el otro el fútbol.

Éstas tienen sus diferencias obvias y a simple vista pero también existen aspectos similares y comunes; son los temas mayoritarios en reuniones entre amigos o familiares, situaciones en las que también alguna que otra confrontación ha supuesto,  sobre los que más se discute en redes sociales y quienes ostentan mayoritariamente minutos y páginas en los medios de comunicación.

Podríamos considerar la información como una cuerda que se sujeta por ambos extremos, estando en uno la política y en otro el fútbol.

En estos días en los que se celebra el mundial y que se suceden cada cuatro años, del deporte rey, ésta vez en Brasil,  vemos como se entrelaza ambas temáticas; desde la asistencia de representantes internacionales que consideran entre sus aficiones el fútbol y apoyan al 100% a sus jugadores, hasta giros insospechados que se tornan contra los políticos.

descarga (21)

Al igual que hemos podido ver a Angela Merkel celebrando la victoria de su selección en el primer partido jugado,  la mezcla entre los dos se convierte en bomba de relojería cuando la ciudadanía aprovecha los partidos  a los que por motivos adversos acuden autoridades políticas.

Concretamente el que se jugó tras la inauguración,  atisba un reflejo de la relación entre sociedad y clase política en un espacio extrapolable;  los discursos institucionales o provenientes de las autoridades públicas brillaron por su ausencia por miedo a recibir una pitada de las calificadas monumentales, que reflejaría la incomodidad de los ciudadanos con quienes los representan, a través del público en un estadio de 60.000 personas.descarga (22)

Un ejemplo de espontaneidad en este relación de amor –odio, lo tenemos al hablar  de las manifestaciones que en Sao Paulo se están sucediendo con motivo de la celebración de este mundial, lo que supone para muchos un malgasto económico que podría aprovecharse en mejorar la calidad de vida de los cariocas.

Resulta curioso que estas manifestaciones donde la tensión entre policía y ciudadanía es palpable, hayan aumentado considerablemente en número, debido a los asistentes al mundial, quienes en muchos casos se han unido a estas marchas, disfrutando de fútbol por un lado y ayudando a los brasileños por otro. Estas marchas no han protagonizado ni una tercera parte de las portadas dedicadas al fútbol, la diferencia de la cobertura es abrumadora en muchos casos.

manifestaciones-brasil-afp_lncima20130620_0235_27

En España, parece que los políticos también se animan a meter goles a la ciudadanía a través de la aprobación de determinadas políticas de las llamadas controvertidas y que más polémica suelen crear en la sociedad española.

Mientras disfrutamos viendo a la selección española o “la roja”, comprando camisetas y banderas y celebrando goles, nuestro gobierno decide sobre algunas políticas que en circunstancias normales sin mundial de por medio y sin la euforia que estos conlleva, hubieran causado más de una confrontación entre sectores.  De ahí que la diversión que el fútbol provoca, haga sombra a la política.

portada prensa 1

Podemos concluir diciendo que en esta relación ambos sectores se solapan y en ocasiones, ayudan. La percepción en este comienzo de verano se resume en que “llega el fútbol y se acaba la crisis”, provocado por la mediatización deportiva en la que nos vemos envueltos y que ayuda a esconder determinados aspectos que nos afectan en nuestra vida privada y que depende de la aprobación por parte del gobierno, acciones que se suceden estos días en medio de la celebración de la gran fiesta deportiva internacional..

Está claro que el fútbol manda estos días. Veremos que ocurre cuando la euforia  termine y volvamos a la realidad en la que la comunicación política abandere nuestro día a día.

Consejo_Ministros bien

Anuncios

Vientos europeos

 

bandera europea sombra

Las pasadas elecciones europeas han sido diferentes por muchas circunstancias, pero la más acusada es por la necesaria labor de informar a la población de cómo mas del 70% de las normativas que se aprueban en sus instituciones nos afectan en nuestra vida diaria, lo que nos da como conclusión la importancia de votar en estas elecciones que curiosamente son las que tienen mayor abstención.

Estos 13 días de campaña, y digo 13 ya que tras el atroz asesinato de Isabel Carrasco se suspendieron todos los actos en España como repulsa a tal acción, han aglutinado muchas anécdotas, discursos, debates, coloquios, encuentros, charlas y un sinfín de eventos que podemos calificar políticos.

Resulta característico como han sido los llamados grandes partidos, quienes al darse cuenta que los mítines tradicionales no tenían la afluencia de público que se observa en campañas nacionales o locales, decidieron dejarlos para cmitin pp valenciaomienzo, medio y fin, estudiando detalladamente la celebración de los mismos en aquellas ciudades a las que podemos denominar bastiones políticos para conseguir un lleno hasta la bandera. Sevilla o Valencia, son ejemplos de estos mítines abrumadores llevados a cabo estos días.

Estos mitines han contrastado con la escasa celebración de resultados a las que nos tienen acostumbrados, acciones que tras valorar los votos recibidos, han preferido eliminar y comenzar un proceso de renovación en el PSOE y de autocritica en el PP.

rosa pagaza sosaPor otro lado, han sido los partidos pequeños los que han preferido diversificar y hacer actos de calle, de tú a tú, donde los repartos de folletos y coloquios en los que informar a la ciudadanía de qué propuestas son las que llevan a Europa han sido mayoría. Con estos actos y con los resultados sobre la mesa, se ha demostrado que utilizar un lenguaje menos movilizador pero mas eficaz y directo a la hora de hacer campaña, tiene resultados positivos.

Sus celebraciones han sido mayores debido a la consecución de unos resultados crecientes, pero siempre en la línea que los ha caracterizado; más contentos que en otras ocasiones, pero dentro de los parámetros establecidos por cada uno de ellos.

descarga (20)

Por otro lado, no puedo olvidarme de los debates celebrados, concretamente los televisivos, transformados en cualquier programa de prensa rosa donde los ataques mutuos no dejaban ver a los candidatos más allá de sus impertinencias con el famoso y tu más, forma de actuar que la población ha calificado de cansina y que mas que ayudar a quienes los protagonizaban, ha conseguido todo lo contrario, indignar aún más los ciudadanos.

Si hacemos referencia a los partidos minoritarios, pocos han tenido la oportunidad de pisar televisiones en debates, aprovechando en el caso de UPyD muy bien los minutos asignados, demostrando que los ataques agotan a quienes los presencian, desprestigiando aún mas a la política y que Europa que era la protagonista, necesitaba políticas y propuestas concretas para los ciudadanos que en ella viven, fuera de los dimes y diretes que han caracterizado los discursos de varios partidos en estas elecciones.

unnamed-1-Papeleta-PodemosSi hay algo que ha cambiado radicalmente estas elecciones son dos aspectos; la utilización de la televisión para generar políticos mediáticos a través de la asistencia a programas de tertulia y el poder de las redes sociales a la hora de movilizar a sus llamados grass roots. Dos elementos que el partido Podemos, el cual ha dado la sorpresa estas elecciones, ha sabido utilizar a su favor. Algo que bajo mi punto de vista ha resultado innovador y favorable tambien ha sido la utilización de la cara de su cabeza de lista en las papeletas de voto, lo que las ha hecho mucho mas reconocibles frente a las otras 38 donde las siglas se entremezclaban y confundía en muchos casos a parte del electorado._elecciones2_ebc9f63d

Está claro que por los resultados, la ciudadanía española no quiere prestar su voto a quienes demuestran nada más que acusaciones y egocentrismos de puertas hacia dentro. Han optado por diversificar y dar voz a partidos diferentes de los de siempre, lo que hace que el arcoíris político tengan franjas  gruesas de colores hasta ahora inexistentes.

Los cambios son necesarios, y cuando somos los ciudadanos quienes los tenemos en nuestro poder, demostramos con resultados como los obtenidos el pasado domingo, que otra forma de hacer política es posible. Hemos oído a los partidos, ahora toca verles actuar.

votos europeas