Táctica en los eventos

Fascinacion_por_la_polvora_en_Fallas_flickr_KevinMcGarry_multitud-7635--644x428

Bien es sabido que los eventos son herramientas estratégicas de comunicación no tradicional, y que en su tipología, es la que consigue el mayor retorno de inversión a quienes creen en su utilización y a la hora de conseguir sus objetivos.

La estrategia, esta palabra tan utilizada ahora en comunicación, que proviene del sector militar y político, conlleva el pensar,  diseño y desarrollo que conforman toda una fase en estos actos llamada pre evento, para la que es necesario un tiempo prudencial con el propósito de conseguir tenerlo todo controlado,  y que la posterior celebración salga conforme se espera.

ajedrez

Pero existe un factor, que en ocasiones se olvida, y que necesita ser tenido en cuenta en el desarrollo de los mismos; El aspecto operacional o táctico de los eventos.

Si la estrategia hace referencia a la planificación de acciones, la táctica es su correcta puesta en marcha.

Estas acciones operacionales no solo requieren llevarlas a cabo,  hace falta trabajar otros elementos para que puedan ejecutarse: diversos aspectos que dependiendo del evento a celebrar serán de mayor o menor magnitud pero siempre presentes: el control de multitudes, la seguridad y la protección.

Face-in-the-Crowd

Estos tres componentes operacionales de los eventos, y su mala gestión, han provocado fallecimientos en eventos que seguro todos recordais por la magnitud de la catástrofe surgida.

El control de las puertas de emergencia, el cálculo de cuantas personas caben en un recinto, los accesos y su medidas, la señalización y los materiales a utilizar como protección, son parte de los elementos que conforman el documento de riesgos, seguridad y medidas que todo evento debe tener en cuenta.

emergencia exit

La seguridad, como ya vimos anteriormente, no solo hace referencia al control del evento por parte de profesionales, sino también a la necesidad de contar con ambulancias y personal médico, protección civil que colabore en tareas de emergencia si se diera el caso, el control de los accesos de transportes al recinto de celebración, bomberos, policías y la contratación de un seguro de responsabilidad civil que en muchas ocasiones ya vienen integrado en los contratos con los lugares donde celebrar el evento, entre otros componentes que dependerán de cada evento.

¿Cuántas personas caben en el espacio habilitado para el evento? Apuesto a que esta pregunta se ha formulado en infinitas ocasiones, con el objetivo de a mas asistentes, mas ganancia, sin pensar realmente en el peligro que supone una sobreocupación ante cualquier suceso que, como los profesionales en eventos sabemos, suceden.

Según cálculos internacionales, el espacio a considerar por persona, es de 0.5 metros, es decir, por cada metro cuadrado, dos personas. Todos aquellos eventos que no cumplan este requerimiento estarán incurriendo en una falta grave de seguridad.

Y si el espacio es vital, las rutas, espacios de estas e itinerarios alternativos en cuestiones de desalojo, no lo son menos, son esenciales en cuestión de salvar vidas en los eventos.

multitud 1

Por tanto, no nos quedemos nada más que en lo estratégico y pensemos en los aspectos operacionales, pueden hacer un desastre de tu evento o todo un ejemplo a seguir en el futuro.

Anuncios

La seguridad en los eventos

La gente es imprevisible y si algo puede salir mal, saldrá mal (Murphy)

seguridad eventos politica y protocolo

Estamos siendo testigos desde hace un relativo corto plazo de tiempo a diferentes acontecimientos con finales terribles debido a los problemas que suscita la seguridad en los eventos.

Casos como los ocurridos en Madrid y Brasil  han puesto sobre la mesa los problemas de seguridad y a su vez la escasa normativa y control que existe en las celebraciones de eventos. Un tema que muchas veces no está en los puntos prioritarios de la organización pero que sin embargo no se debe menospreciar es la seguridad. (Fuente Lafuente, 2007).

seguridad eventos politica y protocoloLa protección que debe tener preparada para un determinado evento, debe ir en consonancia con el número de asistentes previsto, pero la cosa cambia cuando hay un aforo limitado permitido, para los cuales se contrata personal de seguridad, y luego el volumen de asistentes se triplica, con el fin de obtener un mayor beneficio económico por parte del organizador.

Es en estos casos, cuando salen a la luz los intereses y la poca profesionalidad de los que llevan a cabo un evento, ya que sólo piensan en como ganar mas dinero, aunque eso suponga una clara falta de medios de prevención y seguridad, y por supuesto pensar en los asistentes como números, no como personas.

Pero si el fallo mas palpable que se comete sobre este terreno es el realizado por la falta de profesionalidad y a veces formación de los organizadores, la cosa es mas grave cuando viene de entes superiores, de aquellos que facilitan permisos y que se han puesto ahora la pilas cuando los fallecimientos son mas que evidentes, para tener mayor control sobre ello.

Esto se refleja a su vez en el poco control normativo que existe sobre la seguridad en los eventos en España. La Ley Orgánica 1/1992 de 21 de febrero (Ley de seguridad ciudadana) sólo en su artículo 8 hace referencia a espectáculos y actividades recreativas, pero de carácter público, siendo sus consideraciones reducidas. El Real Decreto 393/1997 de 23 de marzo (Normativa básica de autoprotección) también tiene en cuenta los eventos en el anexo I, referente al catálogo de actividades con reglamentación sectorial específica dedicados a actividades que puedan dar origen a situaciones de emergencia, pero en la misma tónica.

seguridad eventos politica y protocoloLa seguridad en los eventos siempre se ha considerado importante, pero no lo suficiente. Cabe recordar que dentro de esta categoría encontramos a la policía que complementará las labores de control de accesos, de disturbios y de actividades ilegales dentro de la propia sala que los proveedores de seguridad realizarán como tareas propias de contratación, los materiales de seguridad, servicios médicos y el seguro de responsabilidad civil obligatorio, que en muchas ocasiones, olvidan tener en cuenta.

La realización de un plan de seguridad previo a un evento, tarea que deben realizar los organizadores junto con expertos en la materia, contribuye a que los errores se minimicen y se sepa reaccionar. Los imprevistos siempre estarán presentes, pero una previsión de protección y control del evento, ayudarán a la exitosa celebración del mismo.

Por tanto, considero que hay que ser exquisitos en las celebraciones de nuestros eventos, donde la seguridad sea visible y genere tranquilidad en los asistentes, siempre cumpliendo normativas de aforo y abogando por un mayor control de las instituciones de las leyes referentes a eventos y espectáculos.