Publicidad Política

La profesión de político está en declive debido a la falta de confianza que actualmente reciben de los ciudadanos provocada por la opacidad en sus acciones.

berlusconi coche politica y protocolo

Pero es esta desconfianza y opacidad política la que consigue inspirar a creativos y diseñadores a la hora de crear nuevas estrategias publicitarias. Ahora se lleva utilizar la política y a aquellos que la profesan como inspiración, como los “musos” del siglo XXI. La política ha traspasado la esfera laboral para formar parte de un todo que nos rodea; la publicidad.

Los políticos están por todas partes, no solo tendrán el protagonismo propio que la campaña electoral les da por claras evidencias, ahora también podemos verlos en las estrategias, promociones y eventos publicitarios de diferentes productos como “personajes estrella”.

Ana-Botella

Este nuevo tipo de marketing de guerrilla donde los elementos ejecutados en la estrategia determinada de comunicación se encuentra enmarcada en la utilización de la política como temática principal, consiguen debido a su impacto, captar la atención de los medios publicitarios convencionales, provocando en general una mayor difusión directa e indirecta del producto o servicio que el político protagoniza.

Si añadimos a este modelo de inspiración basado en la política la predominancia del uso de la imagen y los archivos multimedia como nuevo formato informativo y la tendencia en los momentos de crisis de ayudar a la sociedad a mirar las cosas desde un punto de vista ingenioso, obtendremos como resultado el codiciado recurso del humor político.

Ya conocemos las internacionales viñetas que el ilustrador cómico Forges realiza utilizando la política como columna vertebral de sus obras, pero este recurso cambia y evoluciona, creando no solo viñetas o tiras cómicas políticas, ahora también se utiliza como recurso en otros campos dentro de la disciplina de la comunicación.

humor politica y protocolo

Aun siendo un elemento muy demandado en la publicidad actual que influye de manera positiva en aquellas marcas que los utilizan, debemos reflexionar acerca de su utilización mas allá del terreno en el cual predomina, el empleo de la política como coprotagonista en anuncios televisivos y vallas publicitarias. En estos casos, ¿Donde comienza la estrella publicitaria y donde termina el político formal?

Benetton-kiss- política y protocolo

La imagen que el político aporta a la ciudadanía como anunciante, fuera de su habitual campo de batalla, resta seriedad y formalidad a su trabajo. Está claro que el carisma de cada político también influirá en esta doble visión; la de político y la de “sponsor”, tanto si esa estrategia y su imagen se realiza y utiliza con o sin su consentimiento.

Por tanto, el empleo de los políticos en la publicidad, contribuirá a cambiar la imagen que la sociedad percibe de él y dependiendo de como perciba cada uno el producto o servicio que se promociona, este personaje conseguirá revalorizar o depreciar su cotización como profesional político.

Anuncios

Eventos experienciales

Los eventos siempre han estado ligados a la comunicación y la publicidad de las empresas o instituciones.
Deben cumplir alguno de los siguientes objetivos, que nombraré brevemente, para considerarlo rentable, incluso si se consiguen todos, consideraremos el evento óptimo y efectivo.

En primer lugar, un objetivo económico. Cualquier evento, tiene como finalidad principal el tener un beneficio económico a corto, medio o largo plazo. En el caso de eventos celebrados por instituciones públicas, este objetivo tendrá sentido si el tipo de evento que realizan es de recaudación de fondos para la cooperación con asociaciones o proyectos de bienestar social.
En segundo lugar, un objetivo profesional. Dentro de todo evento, el conseguir un incremento positivo de la marca-imagen, ayuda a fortalecer al organismo que lo realiza, tanto a nivel interno como externo.
En último lugar, el social. El contexto en el que se crea y realiza un evento, favorece a las relaciones sociales, que pueden dar lugar en un futuro a vínculos profesionales.

Hay que tener en cuenta que los eventos con el tiempo también han evolucionado.
Se siguen realizando aquellos que conocemos y siguen obteniendo resultados positivos, pero también debemos pensar que esos eventos, dan una imagen conservadora y tradicional, y que la manera de llegar a nuevos públicos no pasa solamente por ellos.

politicayprotocolo

Ahora, a consecuencia del contexto internacional marcado por la crisis, hay una disminución del gasto en publicidad, lo que provoca que se agudice el ingenio y se apueste mas por el dinamismo y el bajo coste.
De ahí la existencia de nuevos eventos que teniendo los objetivos antes nombrados, luchan por crear la diferencia de los tradicionales mediante el impacto a su público. Ante la nueva necesidad de hacerse ver, surgen un nuevo modelo de evento; los eventos experienciales de calle.
En estos vídeos, vemos ejemplos de algunos de ellos (Gracias a Daniel Delmás por recomendar el primero):

Este tipo de evento consiste en crear sensaciones para que el público de calle tenga una experiencia positiva con el producto que se publicita, mezclando diferentes factores impactantes que ayuden a su recuerdo, junto con la consecución de una mayor repercusión mediática.
Esta mas que comprobado que los clientes adquirirán un producto ligado a sensaciones positivas, antes que uno que le reporte sensaciones negativas o contradictorias.

Por tanto, las grandes presentaciones de las multinacionales dan paso a los eventos experienciales de calle, donde se siguen cumpliendo los objetivos (económico, profesional y social), el protagonista sigue siendo el público y las experiencias en directo ganan a los eventos tradicionales.