Consultor Político

Muchos son los que opinan que detrás de un gran político, hay una gran mujer. Pero dentro de la verdad que contempla esta frase, debemos recordar que detrás de un político, también hay un gran equipo de consultores políticos.

Obama-reunio-asesores-solitario-decision_TINIMA20130901_0119_3

Pero, ¿qué es un consultor político? Esta figura ha jugado en muchas ocasiones un papel vital en procesos electorales alrededor del mundo. Si buscamos una definición completa de este profesional, diremos que el consultor político es el especialista que cuenta con la confianza del político, partido o candidato gracias a los conocimientos especializados y la experiencia  y que ayudarán a éstos a conseguir el poder o mantenerse en él.

AsesoresEl consultor político suele hacerse visible normalmente en campaña electoral, ya que es durante esos días donde su trabajo se percibe de manera más directa, aunque bien es sabido que la campaña se lleva a cabo de manera permanente y por tanto, sus funciones son constantes en el tiempo.

Si echamos la vista atrás, vemos que siempre han existido especialistas en materias que están relacionadas con la política. Retórica, oralidad, medios de comunicación y redes sociales y nuevas tecnologías a día de hoy, son parte de los elementos indispensables de la vida diaria de estos consultores.

Dentro de sus campos de actuación, podemos hablar entre otros de las asesorías,  creación de estrategias,  formación individualizada, estudios personales, apoyo al liderazgo, entrenamientos, marketing y lo referente a campañas electorales.

Diana Rubio Consultor Político

Pero esta profesión tan necesaria y al orden del día, cuenta tanto con adeptos como con detractores. Parte de la culpa de su mala fama la tienen  las prácticas tóxicas políticas generalizadas de manera internacional, que ha conseguido devaluar la imagen del consultor. Corrupción, falta de transparencia, maquillaje de cifras y sobre todo el enchufismo de personal sin conocimientos debido en ocasiones a los favores pasados forman parte de este listado negro.

No toda la culpa es siempre del propio político, también existe oscuridad entre la propia profesión, es decir, personajes que se hacen llamar consultores que viven de la mentira, el engaño, el robo y el aparentar. El intrusismo es una de las mayores enfermedades que afecta a la consultoría.

asesores-politicosPara hablar de consultor político, son necesarios unos conocimientos determinados que poder aplicar, tener experiencia en el campo que nos ayude a mejorar en el caso de no conseguir los objetivos previstos, y ostentar una serie de características que potencien la profesionalidad individual o en grupo de esta profesión.  La coherencia, confianza, buen comunicador y dotes de creatividad y relaciones públicas forman parte de las mismas.

Por ello, considero que  un consultor político debe ejecutar acciones que fomenten la política de calidad y tener cierta ética a la hora de llevar a cabo determinadas acciones, donde una práctica correcta y anclado en el sentido común prevalezca al aumento progresivo de las arcas propias. El tener un consultor detrás, tiene un precio que a día de hoy, la coherencia y la austeridad se encargan de regular. No por cobrar más, se consiguen los mejores resultados y viceversa. Establezcamos el punto medio y hablemos desde la propia razón.

En este enlace en el blog de Ignacio Martín Granados, encontrareis un estupendo resumen de lo que un consultor reconocido y considerado el padre de la consultoría política en España como es Jose Luis Sanchís  opina del pasado y futuro de esta profesión. 

Anuncios

Humor Político

ninos-riendo

Solo unos pocos políticos de la esfera internacional, consiguen con su forma de ser, dejando en algunas ocasiones la formalidad,  el protocolo y la política a un lado, el arrancarnos una sonrisa.

Y es que en estos duros días  para la política internacional, aquellos que nos representan encuentran un aliado que da un respiro  y saca a la luz habilidades ocultas; hago referencia a la utilización del humor como recurso, como elemento que aporta frescura a las palabras de aquellos políticos que lo ponen sobre la mesa.

pena riendo

En ocasiones estas sonrisas son cuestión de una situación imprevista, que el político sabe utilizar a su favor poniendo sobre la mesa algunas de sus habilidades como el ingenio; el caso del mareo de una embarazada  durante un acto en el que el presidente Obama intervenía, le vino como anillo al dedo para demostrar su buen humor mientras ayudaba a la joven a incorporarse.

Estas chispas de espontaneidad  llevan a mostrar indirectamente una cara más cercana y es que cuando las risas se apoderan de cualquier individuo, puede provocar una reacción en cadena en la que todo el público acabe llorando de la risa.  La  frase que dice que la risa es contagiosa queda demostrada también en el terreno político.

Pero el uso del humor como elemento en un discurso,  puede tener efectos negativos; si un responsable político no cuenta entre sus habilidades con la agudeza  y no sabe cómo interpretar las palabras que pretender hacer sonreír a la audiencia, la reacción del público será opuesta a la esperada.

rita y mas

La utilización del humor en la política, también se ve reflejado en los medios de comunicación, concretamente en  el uso del contexto político nacional para crear las viñetas cómicas que ayudan a la población a tomarse con  una sonrisa las situaciones en las que la política se encuentra envuelta, sea para bien, o para mal.  Incluso la aparición de medios especializados en el humor político consiguen adeptos publicación a publicación.

5 HABLAR SERIAMENTE DE CRISIS periodistas.es

Bajo mi punto de vista,  la utilización del recurso humorístico en la política  viene determinado en primer lugar por la predisposición del  propio cargo o representante, ya que hay casos en los que su forma de ser  apoya que se utilice y en otros no.

Considero que el humor debe saberse utilizar, ya que en determinados actos o discursos el requerimiento de una formalidad y seriedad total, no da pie a que las personas que intervengan hagan suyo este recurso. Cuestión aparte es que en esos actos solemnes, se produzca algún ápice que desencadene las risas de todos los asistentes. Una frase, una malinterpretación, un movimiento o una caída pueden ser los causantes de una orquesta de carcajadas.

forges 3