Bailando con la política

aguirre bailando

La campaña permanente es una constante en los ciclos políticos, pero necesitará de momentos de control y de promoción que muevan los tiempos de actuación.

En esos momentos de promoción, las elecciones ocupan un lugar privilegiado y podríamos definirlas como una sucesión de eventos para persuadir a los públicos, generar contenido y crear opinión pública.

La celebración de estos eventos, conllevan una serie de dinamizadores que apoyan los discursos y propuestas electorales de los partidos que se presentan, de los candidatos y de sus políticos mas representativos, donde las siglas partidistas, los colores y los himnos enmarcan momentos de éxtasis y motivación política.

Josep_Antoni_Duran_i_Lleida-CiU-acto-juventudes-Elecciones_20-N_MDSVID20111109_0166_4

Junto con esos propósitos que los actos electorales tienen, se entremezclan otros objetivos que están directamente conectados con el candidato, el cual, deberá aprovecharlos para mostrar su cara mas empática o su perfil como representante, siempre pensando en una compensación en votos el día de las votaciones.

En esta tarea que los candidatos tienen y que los eventos enmarcan, hemos visto las dotes de éstos en cuestiones musicales, donde el tocar un instrumento como el saxofón o la batería hacen levantar a todo un auditorio de votantes e incluso el cantar seduce al electorado como flautista de Hamelín de los cuentos, sin olvidar aquellos videos publicitarios en los que el candidato únicamente baila, y que sin conseguir los resultados esperados, consiguió ser la sensación durante la etapa electoral.

 

iceta queen

Pero si de algo se ha hablado en las ultimas semanas es del órdago independentista en las elecciones catalanas, junto con las dotes coreográficas del candidato socialista en sus actos de campaña, convirtiéndolo en tendencia en las redes sociales, protagonista de memes varios y donde han corrido ríos de tinta acerca de si su actuación era la mas adecuada para su partido y para su imagen.

Lo que resulta curioso, es que esta maniobra tachada de electoralista, ha conseguido que el candidato socialista cope la información y fomente la memoria a corto plazo que las elecciones sacan a relucir;  Si tiramos de hemeroteca, vemos que no es ni la primera que los bailes aparezcan en los actos electorales y apuesto porque tampoco será la última.

Muchos han sido los candidatos que se han animado a echarse unos bailes en sus actos, cuestión que también dependerá del propio carácter del político, del momento en el que se encuentre, de su ánimo y de si la canción que suena les invita a moverse. Queda claro que la celebración de eventos ayuda a mostrar caras de los candidatos que en otras situaciones, no sería posible.

Por tanto, considero que en un momento en el que las formalidades estrictas dan un paso atrás, estas actuaciones colaboran positivamente en las tareas de personalización, caracterización, diferenciación y humanización de la política, siempre en el contexto de la celebración de la campaña permanente.

Anuncios

Politividad

obama-yes-we-canCuando hablamos de política, concretamente de campañas, se ha generalizado el  uso de  la llamada “americanización”, es decir, el adaptar a nuestros políticos aquellas estrategias que funcionan en Estados Unidos como prueba piloto sobresaliente en este sector.

El llevar a cabo este curioso copia y pega  tiene dos hándicaps que considero bastante importantes;  de un lado, la obvia diferencia entre candidatos que existen en cada país, de otro, el sistema político característico de cada lugar, dos factores que deben tenerse en cuenta sine qua non puede producirse esta reproducción adaptada en comunicación política.

creatividad1Pero si la inclinación hacia la americanización de las campañas electorales es un punto fuerte, considero que hay otro elemento que se debe tener en cuenta a día de hoy y que va en consonancia con la situación actual en la que la austeridad marca por donde pisa. Hago referencia a la importancia que adquiere la creatividad, un principio que extrapolado a la política, podemos denominar “Politividad”.

La politividad es la capacidad de innovar en política a través de la creatividad, derivada de una situación en la que con presupuestos cada vez menores, el público al que persuadir y convencer  y la repercusión mediática obtienen puntos crecientes.

Y es que la politividad aunque debe tener los pies en la tierra, da pie a volar a la imaginación de los consultores responsables de la creación de las estrategias y mensajes que posteriormente cubrirán carteles, vallas, panfletos, folletos y serán motivo de que corran ríos de tinta en las redacciones de los medios, incluso la propia ciudadanía percibirá con resultado positivo aquellas campañas y acciones en las que la originalidad derivada de este concepto se visibilicen.

cat2-700x392

Para estimular la politividad, un procedimiento común es realizar técnicas derivadas del  brain storming, donde al cuadrar los resultados con los objetivos que queremos obtener podemos sorprendernos. El contar con tiempo suficiente que nos ayude a filtrar y limpiar aquellas ideas brillantes que podemos adaptar de las que no, ya que es un procedimiento que no se puede forzar y surge por si solo de cada uno en mayor o menor medida  y poseer un equipo multidisciplinar, con diferentes puntos de vista que debatan acerca de los resultados obtenidos en los procesos de lluvias de ideas  que realizamos son indispensables a la hora de hablar de politividad.

images222Este concepto es muy amplio y necesita estar enmarcado dentro de unos parámetros para obtener unos resultados que podamos luego utilizar. Para poner en marcha la maquinaria de la politividad es necesario conocer cuales son las necesidades  a cubrir y los deseos que se pretenden lograr, información que recibiremos al realizar la conocida escucha activa tanto por parte del electorado como del propio partido y/o candidato.

Será  a raíz de tener estos datos y de haber debatido y reflexionado sobre las diferentes ideas surgidas de estos llamados procedimientos imaginativos cuando daremos rienda suelta a este nuevo término y producir por tanto, una determinada táctica o estrategia a seguir en el proceso electoral.

En definitiva,  la politividad deriva tanto de la inventiva como del conocimiento previo de una situación precisa, en la que la propia genuinidad proviene de la originalidad con la que se lleven a cabo las estrategias previamente creadas.

VoteForBurns

Mezclemos ideas pero siempre desde la imaginación y la originalidad, donde la innovación no tiene por qué ser la creación de algo nuevo, sino la reinvención de un elemento creado anteriormente pero al cual se le pueden dar diferentes usos, obteniendo por tanto diferentes resultados.

Busquemos la inspiración. Mantegamos la politividad activa para conseguir una comunicación política diferente, única y adaptada a los nuevos tiempos.

be original 2 dani

 

Municipal Vs Individual

Esta semana os dejo el artículo que escribí para AVAPOL hace pocos días:

Este fin de semana, tuve la oportunidad de conocer a un ciudadano que a su vez ejerce funciones de concejal en su municipio, el cual no alcanza mas de 800 habitantes.

Feliz, me hablaba de su pueblo como uno de los mas saneado económicamente de España, donde habían conseguido gracias a una buena gestión del presupuesto, eliminar las tasas de basuras para todos los vecinos y comprar una casa cuartel para hacer un museo en el futuro.

Tras escuchar su experiencia, no tuve mas remedio que reflexionar sobre la manera de ejercer política; ¿por qué los representantes públicos de localidades con mayor población suelen hacer política para beneficio propio y no para los ciudadanos del mismo? ¿ Sanear las cuentas municipales y que éstas se caractericen por la transparencia es tan complicado en mas del 80% de los municipios españoles? ¿Hacer política en grandes municipios es tan complicado que no son capaces de equilibrar sus acciones en favor de los ciudadanos?

Está claro que no es igual gobernar para mil que para un millón pero si existirán practicas políticas en los Ayuntamientos que sean equiparables.

Hablando de manera general, donde siempre existirán excepciones, las diferencias dentro del ámbito político a pequeña y mediana o grande escala son visibles sobre todo en 3 aspectos:

  • A quién se vota: Persona Vs Partido: Es conocida la diferencia existente entre votar en un micromunicipio y hacerlo en uno de tamaño medio o grandes urbes. Mientras que en unos prima la personalización del voto, donde es clave votar a una determinada persona del pueblo con relación con el mismo y que inspire confianza siendo indiferente el partido por el cual se presente a elecciones, en los demás municipios la votación es al grupo ideológico mas cercano con sus ideas políticas, sin importar si el cabeza de lista tiene conocimiento o no de la localidad en la que se presenta. En éstos últimos manda la ideología del partido.
  • Maneras de ejercer política: Ciudadanos Vs Cargo público. Si pensamos en un pleno municipal, vendrán a nuestra cabeza acalorados debates entre partidos cargados de opiniones diferentes sobre tomar una determinada decisión que afecte a los ciudadanos o no, ver como no se ponen de acuerdo para llevar a cabo iniciativas conjuntas, aunque realmente sean beneficiosas para la población a la que gobiernan. Es en las medianas y grandes localidades donde solemos tener la sensación de que lo que necesitan los vecinos no es tenido en cuenta por sus gobernantes, que dan mas importancia a tumbar las ideas del equipo opositor frente a las necesidades de los ciudadanos. Sin embargo, si pensamos en municipios pequeños, las decisiones se consensúan entre todos, sean del partido que sean, y los acalorados debates de otros municipios dan paso a un ideal político donde lo importante siempre son sus vecinos.
  • Comunicación hacia el exterior: Transparencia Vs Información: Es mucho mas fácil entender las cuentas del Ayuntamiento de un micromunicipio que de uno de capital de provincia. También es cierto que tanto las porciones a repartir como la tarta son bastante mas grandes, pero la dinámica de realización de balances y estructuras son semejantes. Similares e imposibles de entender en algunos casos. Por otro lado, mientras que de grandes y medianos consistorios conocemos sus prácticas, sean buenas o malas, aunque sean estas últimas las que predominen en las informaciones que recibimos los ciudadanos gracias a los medios, el desconocimiento sobre las acciones llevadas a cabo por pequeños ayuntamientos es total.

Por tanto, es de vital importancia conocer como se actúa en los Ayuntamientos de nuestro país, tanto de grandes municipios como de pequeñas localidades y tomar lo mejor de cada uno. La existencia de diversos foros donde asistan nuestros representantes políticos y pongan en común su visión y experiencias como cargo público, serían una herramienta de gran ayuda a la hora de llevar a cabo política municipal en esencia.

Hasta que unos no aprendan de los otros y se den cuenta de que lo importante en política es el ciudadano antes de su lucro personal, seguiremos envidiando los buenos quehaceres políticos de los micromunicipios españoles.