Heroes y villanos

Estarán de acuerdo conmigo, y si observamos los datos lo confirman, que la corrupción es uno de los problemas más importantes que tenemos actualmente y que es necesaria su erradicación total (no será tarea fácil).

corrupcion 11

Y es que la corrupción podemos compararla con un virus que se debe vigilar y al que encontrar un antídoto antes de que su expansión continúe y haga enfermar aún mas la democracia.

virus

En ese proceso de detección y extirpación, entran en juego un grupo de profesionales liberales del sector de la justicia, los encargados de poner remedio a este mal. Serán ellos los que debido a investigar un problema de gran calado en la opinión pública, provoca que los medios de comunicación se hagan eco de los pasos que realizan, dando lugar a nuevos personajes mediáticos.

Estos nuevos protagonistas de la actualidad,  los jueces que instruyen los casos mas sonados de corrupción en España,  se han convertido en parte de los temas mas candentes de  parrilla televisiva y han ocupado ríos de tinta protagonizando portadas, cabeceras, últimas horas y todo un sinfín de noticias, reportajes y entrevistas, ocupando mayor volumen de minutos en los medios de comunicación de lo que lo hacían hace unos pocos años.

jueces

Pero el kit de la cuestión no queda aquí, sino que la empatía y simpatía que la ciudadanía siente hacia estos individuos por las funciones de análisis y castigo hacia quienes delinquen , provocan que su imagen se compare a la de héroes del S. XXI, vengadores de la justicia y la verdad que tanto necesita la población para poder creer en la política.

jueces 2

Si pensamos cual fue el primero que abrió camino a estas estrellas mediáticas, podemos hablar del  juez Garzón, portada de numerosas publicaciones en las que contaba y relataba aspectos de su vida privada cual personaje del papel couché fuera.  Aunque su transformación hacia el lado oscuro al creerse demasiado su nuevo status de héroe le fallara no podemos negar la repercusión mediática que sus decisiones y palabras tuvieron y tienen.

Nombres como Castro, Alaya o Ruz forman parte de nuestro vocabulario actual, y hacemos referencia a ellos normalmente  con connotaciones positivas. Incluso se han creado club de fans y páginas de Facebook de apoyo a algunos de ellos, concretamente Mercedes Alaya levanta pasiones en determinados sectores.

Por tanto, en esta guerra de buenos y malos, los jueces pasan a formar parte del equipo de superhéroes que luchan por la paz y castigan a los malechores, bajo el apoyo de la población y el beneplácito de los medios de comunicación.  Esperemos que sigan ejerciendo sus funciones como esperamos, y no pasen de héroes a villanos, que se dice que el poder corrompe.

Lego-Marvel-Super-Heroes-Splash-Image

Anuncios

Eventos opacos

eventos valencia

A día de hoy podemos informarnos en diferentes medios de comunicación de los diversos procesos judiciales abiertos a consecuencia de la mala utilización de los eventos, por parte de sus organizadores y quienes les contratan para ello. Y es que la organización y gestión de eventos encuentran su lado más oscuro en numerosos grupos de poder que han apostado por su realización como método encubridor de prácticas poco honestas.

Esta corriente suele percibirse entre altas esferas, donde el uso de un determinado evento, normalmente de grandes dimensiones, encubre unos fines poco éticos y en dirección a conseguir un beneficio económico en algunas ocasiones, en otras, una manera de generar relaciones para conseguir en definitiva un mayor poder dentro de esos círculos, normalmente políticos en nuestro país.

camps-y-rita

La ejecución de eventos con fines ilegales, incluso su utilización como tapadera, han conseguido impregnar esta herramienta de comunicación no convencional de una imagen sombría y turbia,  que repercute negativamente en todo el sector que gira alrededor de ellos.

Pero esta imagen de los eventos derivada de su mal empleo, se ve aumentada debido a que a nivel general en la sociedad, existe una percepción de los eventos asociada a lo lúdico, lo costoso, incluso el libertinaje de unos pocos.

Pensar en esta disciplina como fase interna de labores opacas, da pie al llamado intrusismo que ahoga al sector y  que junto a las prácticas poco transparentes y la asociación a determinadas prácticas,  alimenta la mala imagen que se tiene de este elemento que trabaja a contracorriente y consigue grandes beneficios a quienes abogan por ellos.

images (81)

Cabe recordar que la ética también existe en un sector al que habiendo afectado la crisis denota picos de crecimiento constante como herramienta que mas retorno de inversión en sus acciones conlleva, y que luchar contra esta tendencia social es una de las labores que los profesionales en eventos encuentran en su día a día.

Por tanto, es de vital importancia ayudar a extinguir las prácticas dañinas que hieren al sector y situar los eventos en un lugar donde la transparencia y la ética profesional se mezclen con la realidad de quienes apuestan por llevarlos a cabo.

En conclusión, es tarea de los profesionales de los eventos poner las velas de nuestro barco en la dirección correcta en esta carrera hacia puerto, al que se llegará por nuestra propia labor, sin atajos, ni trampas, ni aceptando opacidades en una travesía que debe vislumbrarse clara, limpia y honesta.

IMG_6935.e.470

Visibilidad Política

participacion ciudadana grupos

Debido al momento actual de dificultades económicas, bañado por los continuos casos de corrupción en nuestra casta política, hay muchos representantes institucionales que aun cumpliendo normas de transparencia y buen hacer, no consiguen terminar de penetrar en la población, que generaliza sobre los culpables de todos los malos momentos que están viviendo. Por ello,  el objetivo actual que muchos políticos buscan es ser visible de manera positiva.

La visibilidad, el hacerse ver, no debe de realizarse únicamente con publicidad o entrevistas en medios convencionales, incluso la presencia en redes sociales y contestar a las preguntas y problemas de los ciudadanos a los cuales se gobierna comienza a normalizarse y verse como algo obligatorio en las funciones de representantes políticos.

Hablo de ir un poco más allá,  de  dejar a un lado la importancia del online y volver al contacto directo de manera presencial, del tú a tú, donde se pueda conversar sin dispositivos electrónicos,  a través de las literales redes sociales que llevamos a cabo desde siempre, la población necesita que sus políticos  fomenten la tan ansiada y a veces escondida participación ciudadana.

gaceta intercultural

Los encuentros y paseos por las ciudades donde se conversa con los ciudadanos tan característicos durante las campañas electorales,  no son actos que únicamente se realizan durante los 14 días anteriores al día de votaciones. Considero que deben  sucederse de manera constante durante toda la legislatura,  para poder ser eficientes en las decisiones que se toman en los consistorios e instituciones.

images (57)Pero si la visibilidad da un paso hacia la ciudadanía,  la cercanía es un factor determinante y necesario para poder conseguirla, en definitiva se lleva a cabo efectuando el contacto presencial directo,  donde se puedan proponer soluciones conjuntas  y con conocimiento de causa.

Hay  representantes en otros países que ya han caído en la importancia que tiene llevar a cabo de forma continua estos encuentros ciudadanos; en nuestro país, un ayuntamiento que se ha dado cuenta de  la importancia de este tipo de visibilidad unido a la cercanía y el contacto presencial directo a la hora de conocer de primera mano que problemáticas afectan a sus ciudadanos es el de Vitoria,  el cual ya ha comenzado una campaña donde su alcalde se entrevistará con más de 200 convecinos de la ciudad.

democracia local.org

 

 

Por tanto, considero que se debe apostar por la visibilidad y la cercanía, el contacto directo presencial. Únicamente actuando hacia los ciudadanos, dándoles opción de ser “asesores políticos” para mejorar sus municipios, donde se comprometan ambas partes y promuevan la participación ciudadana directa, se podrá favorecer  la credibilidad hoy perdida de nuestros políticos  y poder demostrar que si están  en el poder haciendo labores de representación ciudadana,  es para ayudar a quienes les han votado y fomentar una mejor calidad de vida por y para todos ellos.

 

Despido político procedente

Hace unas semanas, las redes sociales se hacían eco por parte del diputado de UPyD Toni Cantó, de la poca asistencia al Congreso de los propios representantes en una sesión de aprobación de cuatro proposiciones no de ley sobre asuntos económicos.
Estos días, asistiendo como telespectadora a la sesión del Congreso para la aprobación de los presupuestos, sólo cabe hacer la siguiente pregunta:

¿Por qué juegan con nosotros?
Cuando en elecciones, los ciudadanos elegimos a uno u otro partido, no solo ejercemos nuestro derecho a sufragio, realizamos todo un proceso de aceptación, empatía y dar confianza que se materializa en el voto depositado.
Cuando consiguen los votos necesarios, los candidatos seleccionados anteriormente por sus partidos, son elegidos y responden hacia la ciudadanía como representante del porcentaje de la sociedad que le ha dado el poder de decidir en el Congreso por ellos.

En esto radican las elecciones, el sufragio universal.
Los diputados elegidos reciben un sueldo bastante llamativo para los tiempos que corren, junto con plus de desplazamiento, dietas y otros beneficios que no viene al caso.
Es en este momento cuando se aprecia que apenas pasados tres meses de la constitución del Congreso, los representantes de los ciudadanos españoles no aparecen por sus escaños. ¿Dónde quedan los votos que le han dado esa potestad?
Es una falta de respeto. Una falta de respeto hacia los compañeros que si van al hemiciclo y con toda la sociedad española.

Pueden existir mil explicaciones diferentes que justifiquen su absentismo parlamentario, entre ellas, el ejercicio de otros cargos públicos que acumulan que coinciden con la labor a realizar en las Cortes.
Aquí está la cuestión contradictoria; si tienen otros puestos públicos y saben que no van a poder llevar a cabo su trabajo de representante de forma eficiente, ¿por qué no renuncian y se quedan solo con un cargo? Si no desempeñan todas las funciones que suponen ser diputado nacional, ¿ por qué siguen teniendo derecho a la totalidad del sueldo?
Si un trabajador de a pie, deja de realizar cometidos en su trabajo, por realizar las oportunas en otro, créanme que estoy en lo cierto cuando digo que terminará despedido de ambos. ¿Por qué no podemos medir de la misma forma a nuestra clase política ? ¿Sería viable un despido procedente político?

Considero que deberían replantearse las formas en las que nuestros dirigentes políticos ejercen su ocupación, y crear un baremo de medición. Si no cumplen las expectativas, deberían dejar hueco a quien si las pueden cumplir y no anclarse en un puesto político para siempre, con un sueldo para toda la vida.
Deben dejar el egocentrismo a un lado y pensar realmente en los ciudadanos que le han dado ese poder. Si la sociedad tuviera un conocimiento real de como llevan a cabo su labor, sería mas objetiva en sus votos, mas estricta con las personas que toman decisiones que le conciernen, y en definitiva, podríamos hablar de la calidad sobresaliente que ostentaría nuestra clase política.

Minorías corruptas

Nuestra clase política, tiene una característica nueva, una nueva realidad social; ser la tercera preocupación de los ciudadanos en cuanto a temas de corrupción que se van conociendo.
Debido a los acontecimientos de estos últimos tiempos en nuestro país, donde raro es el día en el que no se conozcan nuevos casos de corrupción en nuestras esferas políticas, veo necesario hacernos las siguientes preguntas: ¿Por qué una minoría aprovecha el poder otorgado por una mayoría para lucro propio? ¿No debería ser esa mayoría la que realmente gobernase, siendo esa minoría su representante en las instituciones, y la que actúe pensando en la colectividad y no en lo individual?
Hay que recordar que quienes les dan el poder que mas tarde corrompen, somos los ciudadanos de a pie, aquellos que nos sentimos identificados con sus propuestas y compromisos, aquellos que depositamos nuestra confianza en unos gobernantes a los que sentimos afines y resolutivos.
Y cual es nuestra gran sorpresa al descubrir que han utilizado esa confianza para hurtar, mentir y para un lucro propio en vez de pensar en un beneficio social, demostrando un egoísmo cada vez mas evidente.

Si hablamos de comunicación política, vemos que la están transmitiendo mal, tanto a nivel institucional, como a nivel político, ya que provoca una generalización social sobre los malos haceres de los representantes, cuando realmente, son una minoría, los que se lucran personalmente con el dinero de todos.
Utilizan una posición de mando en los niveles institucionales, otorgado gracias a los ciudadanos, para aumentar su patrimonio personal con actividades poco recomendables, lo que hace que el prestigio y la forma de trabajar de la institución a la cual representan, pierda confianza de cara a los ciudadanos, al igual que el partido al que pertenezca.

Aquí juegan un papel muy importante los medios de comunicación. Aún siguiendo líneas editoriales muy diversas y escribiendo a favor de un color político u otro, son ayudantes del sistema democrático, contribuyendo a la transparencia y a una mejor calidad informativa de la sociedad, ya que son la voz crítica y reflexiva, los intermediarios entre los gobernantes y los ciudadanos.
Añadir que las redes sociales en todo este entramado de mayorías representadas y minorías representantes, tambien están siendo clave a la hora de conocer de primera mano, como herramientas de participación y debate, las actividades realizadas por los políticos.

Por tanto, vamos a utilizar los medios que tenemos a nuestra disposición para conocer, debatir, hablar y denunciar con pruebas aquellos comportamientos que no son dignos de la democracia y mucho menos de la representación que merecemos.