Debates y Protocolo Político

debateprotocolo.jpg-large

Hoy, muchos son los expertos, profesionales y medios de comunicación que analizan y reflexionan sobre el debate que se realizó anoche con motivo de la campaña electoral en la que nos encontramos sumergidos hasta el próximo día 20 de diciembre.

imagesEl debate, es un macroevento político con una larga tradición electoral, que seguro recordamos, como el celebrado entre los candidatos Nixon y Kenedy, Clinton- Bush o en España Aznar y González, siendo el de ayer diferente al incluir a los candidatos políticos a presidente de dos partidos que actualmente no tienen representación en el Congreso y dejando de lado a dos que si que lo tienen, pero que actualmente son menos mediáticos y sobre los que las posibilidades de conseguir representación, según las encuestas son escasas.

Bajo mi punto de vista, la escenografía fue demasiado fría, con un atrezo que recordaba al de un concurso de televisión, con elementos que se pensaba iban a ser útiles a los debatientes pero que finalmente no se utilizaron, como las sillas altas que proporcionaron (podían dar imagen de debilidad), una opción cada vez mas extendida e incómoda, aspecto que aumenta aun mas la tensión y los nervios cuando toca hablar en público, y que en el caso de las mujeres pueden causar mas de un problema al sentarte con una determinada prenda de vestir como los vestidos y las faldas.

La luz que se encontraba tras el plató principal, con mas de 10.000 leds, era molesta a la vista para quienes lo vimos desde el televisor.

Captura de pantalla 2015-12-08 a las 11.07.21

Con todos estos puntos, considero que en este debate se pensó mas en la innovación como plató de televisión y en cómo daría en cámara, junto con los espacios para prensa, que en la propia comodidad de los candidatos que se jugaban su reputación y el poder arañar unos votos mas.

Fue durante su celebración, sobre todo en el antes y el después, donde se puede observar la importancia del protocolo corporativo y cómo ayuda a transmitir imagen y mensaje, pero también la etiqueta, que engloba tanto el vestuario de los candidatos como su comportamiento durante el mismo, aspectos que han dado mucho de sí en redes y en medios durante su celebración y el día después.

El saludo entre los debatientes, el color de la chaqueta, la falta de ella, el maquillaje,  reírse de lo que exponen los otros candidatos, la sonrisa y un sinfín de otros aspectos en detalle, conforman la etiqueta.

5665dfd125d32.r_1449531249008.0-18-975-520Ya la cámara en el coche que cada candidato llevaba, nos enseñó su colocación protocolaria. Al llegar a las instalaciones donde se celebraba el debate, los anfitriones, que eran el presidente de Atresmedia y de Antena 3, les recibieron a pie de coche, donde se saludaron y pasaron a hacerse una fotografía conmemorativa del momento, colocados en alternancia, ocupando el puesto de honor cada uno de los participantes como invitados honor a las instalaciones.

La nota diferenciadora la puso Soraya Saez de Santamaría quien, al salir del coche, antes de continuar con el programa preestablecido por los anfitriones, se acercó a saludar a Andrés Herzog, quien se encontraba allí con un grupo de militantes y simpatizantes de su partido, disfrazados con caretas con su cara a modo de protesta por no haber estado incluido en este debate a 4.

Soraya1

Tras ella, pusieron camino a los espacios habilitados para cada equipo asesores (War Room),  a quienes podemos denominar séquito técnico que acompaña al invitado de honor.

En este acompañamiento, primero observamos a los anfitriones con el candidato, seguido de su séquito técnico, siguiendo una presidencia en alternancia impar, menos en el caso de Pablo Iglesias, ya que Iñigo Errejón ostentó la 2 posición como invitado de honor, quitando protagonismo al candidato que va a debatir.

Tras  acomodarse en las War rooms, tocaba uno de los momentos mas importantes que también estaba regido por el protocolo corporativo; la foto de los 4 candidatos con los presentadores.

Las posiciones de cada candidato, seguía el criterio que se sorteó para ocupar los rectángulos del escenario, dejando a los presentadores la presidencia par de la fotografía. Sobre la precedencia en la foto, Vicente Vallés ocupaba la 1º posición,tal vez por estar en Antena 3 (cadena en la que Vallés es presentador).

31

Por tanto, si me preguntan quien ganó el debate, está claro que el protocolo fue ganador al demostrar sus beneficios en este macroevento político. El debate, nos hizo ver durante su celebración que el protocolo, en este caso corporativo – político, es un elemento de la comunicación que ha estado presente y ha colaborado en la unidad, la reputación de la empresa organizadora y en el propio desarrollo del mismo. Una secuencia protocolaria estudiada que enseña su importancia en la imagen que proyecta y que suma en definitiva al mensaje que se quería transmitir; un paso mas hacia la mediatización de la política en campaña electoral a través del medio mas poderoso, la televisión.

Anuncios

El velo indomable

ana pasto sin velo

Si hay una imagen que me ha llamado la atención en esta semana es la tomada durante la visita de varios ministros españoles y empresarios a Teherán, capital de la República Islámica de Irán, para entablar relaciones comerciales futuras entre ambos países.

El protocolo intercultural a través de una anécdota simple, se ha convertido en protagonista de esta visita institucional.

Durante una de las intervenciones realizadas tras la recepción y reunión con el presidente de la República, donde suelen realizar un resumen de los puntos tratados y las conclusiones alcanzadas, la ministra de Fomento en un acto de consideración, “junto a la imposición legal que te comprometes a respetar cuando solicitas el visado” (Gracias Angeles Espinosa por este apunte), se coloca un pañuelo a modo de hijab, con tan poca práctica y mala suerte, que se le cae en varias ocasiones, tomando mayor importancia el gesto con el accesorio que las palabras pronunciadas por los ministros responsables de la expedición al país musulmán.

ana astor 2

Este ejemplo no es el único ocurrido entre un velo, un presidente y una representante española, como recuerdan los medios en estos días, la periodista Ana Pastor, tuvo el mismo problema durante su entrevista con el expresidente del mismo país, siendo este el que le advirtió de que se le había resbalado.

Está claro que en España no tenemos obligación de saber cómo se coloca correctamente el pañuelo para que no se caiga, pero si se tienen asesores en la materia que pueda dar un poco de luz a estos temas, o incluso que lleven horquillas u otros elementos que ayuden a que esto no suceda  y que no potencien el verdadero motivo de la visita en vez de aminorarlo.

La predisposición de la ministra siempre será bien recibida, pero su nudo con el velo en la garganta es mas propio de los pañuelos que se utilizan en las fiestas castizas y en las verbenas nacionales que de un hiyab musulmán, y lo que ha traducido su imagen en una copia rejuvenecida de doña Rogelia.

ana-pastor--644x362

Aunque la imagen ha dado la vuelta al mundo e incluso se ha tachado de irrespetuosa por parte de la mandataria española, he de decir que la naturalidad unida a su espontaneidad cuando el accesorio no hacia mas que caer, demuestra su buen hacer en las relaciones con países de otras culturas y su acercamiento positivo al protocolo musulmán base del país en el que se encontraba, en vez de demostrar nerviosismo y malhumor, que es, por experiencia, lo mas común cuando esta situación aparece.

Se puede considerar un error de protocolo? Creo que se podía haber asesorado un poco mejor sobre como se coloca, al igual que lo hizo a la hora de saludar al Presidente de la República Islámica de Irán, o que alguien con experiencia en la utilización de hiyab le hubiera ayudado antes de su intervención.

Queda demostrada con este ejemplo, la importancia de los detalles en el protocolo intercultural, y de su conocimiento para lanzar los mensajes correctamente sin que se vean arrebatados por un pañuelo, un gesto o un color.

_margallo_c8d15c85