El hilo conductor en los eventos

1316270081271
En la organización de un evento, partiremos de una idea de lo que queremos llevar a cabo y los objetivos qué buscamos alcanzar con su celebración a la que dar vueltas y sobre la que reflexionar.

Es durante la planificación cuando se debe decidir si ese planteamiento es factible para su realización y pasarlo a la realidad tangible.

Toda herramienta de comunicación deberá estar anclada dentro de una estrategia, la cual a su vez, necesitará un soporte en el que asentarse, a partir del cual comenzar a pensar seriamente en cómo vamos a obtener los objetivos previstos.

bio

Los tiempos y la dinámica de creación un evento, precisa de un punto de referencia a través del cual comprobar su correcta ejecución, si son necesarios cambios durante el procedimiento o si es necesario dar un giro para corregir posibles desviaciones de las finalidades a conseguir.

Esa columna vertebral, esa linea sobre la que se colocará la organización y desarrollo del evento, el espacio que dará base a la estrategia y creará el ambiente, la imagen del evento, será el hilo conductor.

Las conexiones, el nexo de unión de las diferentes áreas a tener en cuenta en la organización y gestión del mismo, donde se encuentran las relaciones entre idea, estrategia y táctica, es el lugar del hilo conductor, justo al lado de la coherencia en las acciones y el trabajo en equipo.

wp5

Esta trama sobre la que se establecerá, deberá ser tenida en cuenta desde dos visiones complementarias pero diferenciadas: desde el punto de vista del equipo organizador, y desde el público asistente.

Desde el enfoque del equipo organizador, podríamos considerarlo el argumento principal del mismo, sobre el que va a girar el evento y a partir del cual desarrollar las técnicas, programas y otros aspectos necesarios para la organización de eventos.

Una base asentada que también hace mas fácil el desarrollo del mismo, ayuda a centrar aquellos aspectos que el evento precisa dentro de la eficiencia en su coordinación, gestión y ejecución.

sigue-tu-camino

Desde el segundo punto de vista, este hilo conductor nos lleva a la consecución del objetivo general, y debemos pensar tanto en él, como en el público al que nos vamos a dirigir, el cual, también deberá, tras la finalización del mismo, haber reconocido esa personalidad, esa vinculación que el hilo conductor crea, a través de elementos como la elección de los colores corporativos, los elementos dentro de la escenografía, las personas que intervienen, el propio espacio de celebración, el slogan y la tematización entre otros.

laberinto-de-libros-4

Por tanto, el hilo conductor es la identidad del evento, el que lo hace genuino,una herramienta indispensable dentro de la organización de éstos, sin el cual y bajo minuto de vista, un evento carecerá de esencia y no podrá calificarse de exitoso.

Busquemos siempre un hilo conductor que genere imagen e intangibles al evento en sí, y que como organizadores, nos afecte positivamente en nuestra reputación como profesionales del sector.

Anuncios

Asertividad, Neolenguaje y Comunicación Política

chess-316658_960_720

Cuando hablamos de candidatos y políticos, normalmente lo relacionamos directamente con el liderazgo, esa capacidad de persuadir y movilizar a un público de manera voluntaria.

Ser un líder, supone promover una serie de habilidades sociales que colaboren en la transmisión de una comunicación eficaz, donde el receptor lo asimile y lo entienda de la misma forma que el transmisor desea.

La eficiencia comunicativa que todo líder debería poseer, encuentra un gran aliado dentro de las estrategias, la asertividad, una habilidad que solo encuentra significado como adjetivo, se ve escenificada cada vez mas en los políticos en la relación de éstos con las emociones y los sentimientos, en saber expresar su opinión sin dañar a los demás por lo que diga y cómo lo diga, en salir bien parado de un encuentro con posibles electores.

Transmitir un mensaje, supone una serie de aspectos para que, en suma, pueda considerarse asertivo. Respeto, positividad, empatía y escucha, fomentan la eficacia en la comunicación de los políticos.

wood-cube-473703_960_720

Pero la asertividad no queda nada mas que en eso, sino que a su vez, encuentra una técnica complementaria con la que tiene una relación de amor-odio, que conlleva a su deterioro, llegando incluso a confundir ambos aspectos y que su significado se malinterprete. “El pensamiento depende de las palabras que lo construyen” es una cita que define el neolenguaje, forma de expresión anclada en la manipulación en términos negativos y que en el sector político actual, se encuentra al orden del día.

Este término que George Well en 1984 expuso en una de sus obras, hacia referencia a la lengua de Oceanía, la cual, tenía una serie de pautas y peculiaridades a la hora de implementarla, dejando clara la estrategia de su utilización; la manipulación de la ciudadanía y crear un pensamiento acorde a aquello que nosotros queramos, limitando el alcance del pensamiento.

Publico320Fuente: Público.

El neolenguaje supone utilizar una serie de palabras y tecnicismos que evite el correcto entendimiento por la población de lo que se está diciendo, convirtiéndolo en algunos casos, en un arma ideológica, el transmitir una serie de palabras que en suma llevan a no pensar significado de éstas, lo que supone la confusión absoluta y una contradicción con el valor añadido que la asertividad considera.

Hablar de crisis, de paro, de valores negativos  o ataque a otros candidatos en un debate, son momentos del ciclo político en los que la asertividad y el neolenguaje confluyen. Por un lado, decir lo que se piensa sin que la otra parte se sienta atacada o afecte a sus emociones, por otro, emplear un lenguaje y símbolos que no conlleven el pensar lo que significa, impidiendo por tanto, la capacidad de argumentación y creando tensiones.

CGmmDjGXIAAtGy-

Es por ello, que debemos saber separar las habilidades sociales como la asertividad de las técnicas comunicativas como el neolenguaje, a veces relacionados pero con significados diferentes, aunque se encuentre dentro del universo del liderazgo político en este caso y se pueden utilizar de manera complementaria para reforzar valores, emociones, estrategias y en definitiva, mensajes.

Fuente de imágenes: Pixabay.com y Público.es

El atril en los eventos

maxresdefault

Cuando hablamos de eventos políticos, existe un elemento de la escenografía que se convierte en un símbolo, un imprescindible para los políticos, cargos públicos y candidatos en los discursos por los que el futuro algunos de ellos serán recordados. Esa herramienta de apoyo a los mensajes, a los discursos, es el atril.

Su utilización supone a su vez la transmisión de un mensaje con unas determinadas características, y su consideración como soporte inclinado donde se apoyan libros, hojas y que sirve para la mayor comodidad de su lectura, toma protagonismo en los actos debido a la solemnidad que su uso conlleva, haciendo un referente en el ceremonial de los eventos institucionales o de máxima formalidad tanto a nivel público como privado.

250764-944-491

El atril comunica por si mismo, ayuda a quienes lo utilizan a sentirse cómodos y que puedan apoyarse con tranquilidad en los documentos en los que llevan su discurso escrito, ya que aunque los teleprompters se conviertan en tendencia, siempre es recomendable seguir utilizando el método tradicional, aparte de que es mas económico.

Hay asesores y políticos que lo consideran un muro entre la audiencia y el interlocutor, escogiendo eliminarlo de la escenografía y así dar una imagen mas moderna a través del movimiento de los intervinientes  por el escenario o incluso llenando de sillas el espacio desde el que intervendrán.

El optar por un atril como el no optar por su uso son dos opciones totalmente loables, ambos comunican, y depende de quien lo ponga en práctica, potenciará el mensaje a través de la comunicación no verbal de su escenografía en uno u otro sentido, pero reconozco que la imagen que un atril fomenta, aporta intangibles y oficialidad a las palabras que desde ellos se comparten.

metro-calle-larios--647x231

La utilización de un atril, aparte de que ayuda a vestir la escena, aporta valor por si mismo y fomenta la transmisión de mensajes de manera eficaz, siempre y cuando se utilice uno correcto a la estatura del que lo emplea y acorde a la imagen corporativa del acto y en un contexto coherente. Un atril en mitad de una calle, sin otros elementos o personas que lo secunden, distorsiona por completo el mensaje que se traslada desde él.

 

Un atril no es retroceder en el tiempo, también se puede innovar y proyectar la creatividad en nuevos diseños del mismo. Este artículo significa comunicar centrando la atención en un sólo punto, algo importante para los medios de comunicación, y contextualiza el acto en sí, gracias a la cartelería que los suele vestir, sin olvidar el aporte de seguridad que da a quien se sitúa tras él.

Unknown.jpg

Por tanto, en la organización de eventos, en el caso de que los discursos sean una parte de nuestro cronograma, tengamos en cuenta  la opción de usar el atril no sólo como parte del atrezzo o utilería, como si de un decorado teatral se tratase el evento, si no que deberemos considerarlo  como elemento de apoyo a la comunicación.

Usemos el atril con consideración

4 años con vosotros

birthday-648110_960_720

Hoy, 4 de enero de 2016, Política y Protocolo cumple 4 años!

Daros las gracias a todos los que me acompañais en esta larga travesía, por vuestro tiempo, vuestros comentarios y vuestro cariño.

Casi 200 post mas tarde pero con la misma ilusión que en el comienzo, espero seguir compartiendo artículos, opiniones, críticas y felicitaciones con vosotros,  aprendiendo cada día algo nuevo.

Gracias y a por otros 4 años.

Etiqueta y protocolo en campaña electoral

 

proper

El protocolo, ese conjunto de procedimientos que ayudan a reforzar los intangibles de la comunicación y que se hace mas presente en la organización de eventos, ha tomado por costumbre utilizarlo de manera generalizada cuando se hace referencia a otros aspectos considerados complementarios, como son el ceremonial y la etiqueta.

Si nos quedamos con el segundo concepto, la etiqueta, seguro que vienen a nuestra cabeza palabras relacionadas como la corbata, el traje, la gran gala o el tocado, todos ellos vinculados, pero que solo forman parte de una pequeña parte de lo que este término implica. La etiqueta detalla no solo la literalidad de la vestimenta acorde a donde nos encontremos, también engloba el comportamiento adecuado a las situaciones que nos sobrevienen.

Untitled

El respeto, la educación y la amabilidad transmitida mediante una comunicación eficaz sientan las bases de una etiqueta coherente y lógica en la comunidad en la que nos desenvolvemos y desarrollamos de manera personal y profesional.

En campaña electoral, es importante tener en cuenta estos elementos en la relación de un candidato con la ciudadanía a la que pretende persuadir con el fin de conseguir su movilización el llamada día d y conseguir impulsar los intangibles de los partidos como marca.

rajoy_220810
Está claro que si un candidato no tiene en cuenta en sus actuaciones la etiqueta adecuada, la malinterpretación y el aflore de emociones negativas sumarán en su contra y la percepción que se tiene sobre el y en consecuencia sobre el partido al que representa.

El protocolo y la etiqueta en campaña nos están enseñando puntos de vista diferentes a los que los medios pueden proporcionarnos con este cúmulo de impactos al que nos vemos sometidos en estos días y que cooperan en la consecución de la cita popular “es en las distancias cortas donde una persona se la juega”.

articulos-323986

Imaginemos un candidato que trate mal a un ciudadano durante los paseos de campaña o que en un discurso central de un mitin utilice un vocabulario que los asistentes no entiendan. Se espera un comportamiento definido de los candidatos para incrementar su reputación, imagen y que remuevan las emociones y sentimientos positivos hacia el, aspectos, que se verán fomentados con el correcto uso del protocolo y la etiqueta.

Esta etiqueta también se adapta a las nuevas formas de comunicación y es posible visualizarla en las redes sociales a través del novedoso término netiqueta o protocolo virtual y que en esta campaña electoral, encuentra ejemplos de cómo no saber utilizarla en beneficio del partido al que se pertenece.

GRA202. VALLADOLID, 14/05/2015.- El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, se hace una fotografía con un joven durante el paseo que hoy ha realizado por el centro de Valladolid junto a los candidatos a la alcadía de esta ciudad y a la presidencia de la Junta de Castilla y León. EFE/Nacho Gallego

La campaña de guerrilla, de atacar al otro, ha encontrado en la falta de protocolo y etiqueta un filón a través del cual conseguir ganar en la llamada arenga política 2.0
Un desafortunado tuit sobre el físico de una candidata, ha dado la vuelta a la red, consiguiendo el objetivo contrario al esperado, consecuencia de un protocolo que deja mucho que desear.
#Yotambienestoyfondona

Seguiremos pendientes a estos ingredientes que dan sabor y coherencia a una campaña electoral ácida y profesionalizada.

Debates y Protocolo Político

debateprotocolo.jpg-large

Hoy, muchos son los expertos, profesionales y medios de comunicación que analizan y reflexionan sobre el debate que se realizó anoche con motivo de la campaña electoral en la que nos encontramos sumergidos hasta el próximo día 20 de diciembre.

imagesEl debate, es un macroevento político con una larga tradición electoral, que seguro recordamos, como el celebrado entre los candidatos Nixon y Kenedy, Clinton- Bush o en España Aznar y González, siendo el de ayer diferente al incluir a los candidatos políticos a presidente de dos partidos que actualmente no tienen representación en el Congreso y dejando de lado a dos que si que lo tienen, pero que actualmente son menos mediáticos y sobre los que las posibilidades de conseguir representación, según las encuestas son escasas.

Bajo mi punto de vista, la escenografía fue demasiado fría, con un atrezo que recordaba al de un concurso de televisión, con elementos que se pensaba iban a ser útiles a los debatientes pero que finalmente no se utilizaron, como las sillas altas que proporcionaron (podían dar imagen de debilidad), una opción cada vez mas extendida e incómoda, aspecto que aumenta aun mas la tensión y los nervios cuando toca hablar en público, y que en el caso de las mujeres pueden causar mas de un problema al sentarte con una determinada prenda de vestir como los vestidos y las faldas.

La luz que se encontraba tras el plató principal, con mas de 10.000 leds, era molesta a la vista para quienes lo vimos desde el televisor.

Captura de pantalla 2015-12-08 a las 11.07.21

Con todos estos puntos, considero que en este debate se pensó mas en la innovación como plató de televisión y en cómo daría en cámara, junto con los espacios para prensa, que en la propia comodidad de los candidatos que se jugaban su reputación y el poder arañar unos votos mas.

Fue durante su celebración, sobre todo en el antes y el después, donde se puede observar la importancia del protocolo corporativo y cómo ayuda a transmitir imagen y mensaje, pero también la etiqueta, que engloba tanto el vestuario de los candidatos como su comportamiento durante el mismo, aspectos que han dado mucho de sí en redes y en medios durante su celebración y el día después.

El saludo entre los debatientes, el color de la chaqueta, la falta de ella, el maquillaje,  reírse de lo que exponen los otros candidatos, la sonrisa y un sinfín de otros aspectos en detalle, conforman la etiqueta.

5665dfd125d32.r_1449531249008.0-18-975-520Ya la cámara en el coche que cada candidato llevaba, nos enseñó su colocación protocolaria. Al llegar a las instalaciones donde se celebraba el debate, los anfitriones, que eran el presidente de Atresmedia y de Antena 3, les recibieron a pie de coche, donde se saludaron y pasaron a hacerse una fotografía conmemorativa del momento, colocados en alternancia, ocupando el puesto de honor cada uno de los participantes como invitados honor a las instalaciones.

La nota diferenciadora la puso Soraya Saez de Santamaría quien, al salir del coche, antes de continuar con el programa preestablecido por los anfitriones, se acercó a saludar a Andrés Herzog, quien se encontraba allí con un grupo de militantes y simpatizantes de su partido, disfrazados con caretas con su cara a modo de protesta por no haber estado incluido en este debate a 4.

Soraya1

Tras ella, pusieron camino a los espacios habilitados para cada equipo asesores (War Room),  a quienes podemos denominar séquito técnico que acompaña al invitado de honor.

En este acompañamiento, primero observamos a los anfitriones con el candidato, seguido de su séquito técnico, siguiendo una presidencia en alternancia impar, menos en el caso de Pablo Iglesias, ya que Iñigo Errejón ostentó la 2 posición como invitado de honor, quitando protagonismo al candidato que va a debatir.

Tras  acomodarse en las War rooms, tocaba uno de los momentos mas importantes que también estaba regido por el protocolo corporativo; la foto de los 4 candidatos con los presentadores.

Las posiciones de cada candidato, seguía el criterio que se sorteó para ocupar los rectángulos del escenario, dejando a los presentadores la presidencia par de la fotografía. Sobre la precedencia en la foto, Vicente Vallés ocupaba la 1º posición,tal vez por estar en Antena 3 (cadena en la que Vallés es presentador).

31

Por tanto, si me preguntan quien ganó el debate, está claro que el protocolo fue ganador al demostrar sus beneficios en este macroevento político. El debate, nos hizo ver durante su celebración que el protocolo, en este caso corporativo – político, es un elemento de la comunicación que ha estado presente y ha colaborado en la unidad, la reputación de la empresa organizadora y en el propio desarrollo del mismo. Una secuencia protocolaria estudiada que enseña su importancia en la imagen que proyecta y que suma en definitiva al mensaje que se quería transmitir; un paso mas hacia la mediatización de la política en campaña electoral a través del medio mas poderoso, la televisión.