Cultura y Política

rey mausoselo

Ha sido durante las pasadas fiestas cuando hemos podido observar en los medios una de las visitas que nuestro Jefe de Estado, acompañado por un nutrido grupo de representantes políticos y empresariales españoles,  realiza fuera de nuestras fronteras, siendo  esta vez en parte de los países árabes y con unos objetivos claros:  mejorar las relaciones entre países , acciones que influyen directamente en la consecución de una serie de acuerdos para la realización de infraestructuras en la zona por parte de empresas españolas,  y la apuesta por las inversiones inmobiliarias, culturales y financieras que ofrece y/o necesita España.

ministros y reyDe un lado, que sea el propio Jefe de Estado el que se haya trasladado personalmente como líder de la expedición, comporta un aspecto imprescindible fuera de España que dentro puede ser discutible; demostrar que los diferentes poderes tienen una relación cordial y de apoyo, lo que influye directamente en mostrar una imagen de España unida, predispuesta a colaborar y a progresar, a ayudar a sus empresas y a respaldar el sector empresarial de nuestro país en el extranjero, fomentando un comercio exterior esencial para prosperar.

Estas visitas que se consideran de Estado, no sólo muestran una imagen cohesionada de nuestro país, también nos enseña una lección que a día de hoy y debido a la globalización en la que nos encontramos, donde el mundo a nivel empresarial se hace más pequeño, lo que deriva en la necesidad de conocer de antemano la cultura y costumbres del país que visitamos, poniendo de relieve el llamado protocolo intercultural que asiste y enriquece las relaciones institucionales entre países tan diferentes.

Cuando nos relacionamos con países árabes, debemos tener en cuenta que su cultura difiere de la nuestra es una serie de aspectos que debemos saber para no llegar a  “meter la pata”; el ver a dos hombres de la mano, la primacía de la mano derecha en comidas y cuestiones empresariales junto con la posibilidad de saludar con un beso son parte de la tradición árabe.

35714_rey mezquita abu dhabi_bigEl reunirnos con personalidades culturales tan diferentes, en muchas ocasiones da pie a el llamado error de protocolo,  el cual se basa en el desconocimiento de elementos y aspectos propios de cada cultura, lo que denota una falta de respeto al  incumplir los procedimientos o ceremonial que se llevan a cabo en una visita, una reunión o como infracción del protocolo social en el país en el que nos encontramos de visita.

En este caso, el Rey Juan Carlos demostró el conocimiento previo de estos aspectos y el respeto que profesa hacia sus análogos, actuando como un árabe con tintes españoles.

 

En definitiva, no debemos olvidar que si asistimos a una visita de negocios con personalidades de diferentes culturas, los detalles, en este caso el conocimiento de algunos elementos concretos de su protocolo,  marcarán la diferencia y ayudarán a la consecución o no de nuestros objetivos.

Apostemos por el respeto, la educación y la demostración de la asimilación de competencias en el ámbito del protocolo entre culturas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s