Lo que la palabra esconde

 

Es curioso observar como se va transformando el vocabulario de nuestros representantes políticos conforme pasan los periodos electorales. Y la cuestión es que no sólo cambia el vocabulario, el significados de las palabras también.

Palabra; Capacidad de expresar el pensamiento por medio del lenguaje articulado.Las palabras en política ayudan a vender lemas, lemas que ayudan a conseguir victorias. En campaña electoral, ya se deben cumplir varias funciones interrelacionadas;

 

  • Empatizar con la población, ponerse en su lugar para conocer los problemas que tienen y optar por proposiciones fiables y acordes a las necesidades de los ciudadanos.
  • Informar de sus propuestas y soluciones mediante diferentes medios.
  • Convencer a los futuros votantes de las posibilidades de sus programas electorales.
  • Movilizar a la población para conseguir su voto.

 

El cumplimiento de estas funciones conllevan el uso de un medio; las palabras, y tienen un cometido esencial: son las mediadoras entre el ciudadano y el partido político.

 

Pero el significado de éstas se torna diferente tanto en tiempos electorales como no, debido a dos variables:

 

  • Contexto; Dependiendo del entorno político, económico y social, se utilizarán unos términos u otros para conseguir los objetivos arriba citados y el significado de la palabra tenderá hacia lo negativo o lo positivo. Encontramos un ejemplo en el empleo de la palabra “cambio” en la campaña política del Partido Popular, incluída en su slogan. Contribuyó a conseguir mas de 11 millones de votos. “Cambio” en el contexto que nos situábamos en 2011, era sinónimo de esperanza, de mejora, de solución. Actualmente, esa misma palabra se encuentra mas cerca de vocablos del estilo de desánimo y pesimismo.
  • Persona que lo pronuncie; El político en sí, su reputación, carisma y su trayectoria también influye directamente en el significado de las palabras, en definitiva, su liderazgo proyectado. Argumentar términos como la libertad o la nación tendrá un sentido u otro según quien sea el representante que lo explique, lo que a su vez, creará mas expectación y repercusión social.

 

No podemos olvidar los términos que ya por sí mismos tienen connotaciones perniciosas sin depender del contexto y del orador. Crisis, rescate, palabras con significado negativo, etc.. todas ellas, están prohibidas dentro del lenguaje discursivo político por lo que proyectan y porque contrarrestan las funciones que deben tener las palabras políticas.

 

Por tanto, las palabras que conforman un mensaje político, tienen un significado variable dependiendo de quien las pronuncie y del contexto en el que se emitan, lo que les da un significado propio de cada momento, de cada sensación, de cada esencia y de cada ideología.

Termino citando a la Marquesa de Chevigne “Hay palabras que suben como el humo, y otras que caen como la lluvia. 

Anuncios

Una respuesta a “Lo que la palabra esconde

  1. Pienso que no necesariamente la repetición de una palabra o eslogan político tiene connotaciones negativas. En el caso al que haces referencia, por ejemplo, coincido contigo en que depende del emisor y del contexto. Pero me da la sensación de que la palabra “cambio” es garantía de éxito, es tan positiva para el electorado que después de muchos años de comucación política todavía sigue funcionando a la perfección.

    Enhorabuena por el blog, te sigo!;)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s