Participación ciudadana

Es fácil hablar de participación ciudadana y no saber lo que realmente abarca.

La percepción social que hay al respecto es que únicamente se lleva a cabo cuando las tomas de decisiones que afectan de manera directa a los ciudadanos son negativas, manifestándose y protestando posteriormente por ello.

Considero que el arma mas poderosa que la sociedad tiene en la política activa es la participación ciudadana.

Esta manera de actuación es la que hace que los ciudadanos formen parte de las decisiones que se toman en su municipio, su autonomía, o su país.

Esta arma al servicio de todos, no sólo supone emitir un voto o formar parte de una protesta o manifestación, sino que cuenta con otras herramientas que muchos no conocen. Algunas de ellas se encuentran previstas en la Ley de Bases de Régimen Local en su capítulo IV.

Tanto en esta ley como fuera de ella observamos que la participación ciudadana podemos ejercerla de manera pasiva, como espectadores de lo que ocurre a nuestro alrededor y de manera activa asistiendo a los plenos como público, informándose de las actuaciones que llevan a cabo sus representantes, realizando presentaciones de iniciativas populares y propuestas de consultas, formando parte de las juntas de distrito, realizando encuestas o perteneciendo a asociaciones de vecinos, entre otras muchas.

Si hablamos de dos variantes de ejercer la participación, también tenemos diversos canales para ello; No sólo se puede ejercer de manera presencial, desde hace no mas de 10 años se puede hacer de manera virtual a través de Internet, los soportes informáticos puestos a disposición de los ciudadanos por parte de los consistorios y mediante el uso de las redes sociales, los grandes aliados de la ciudadanía en el Siglo XXI.

La participación ciudadana conlleva a su vez de manera intrínseca una comunicación bidireccional caracterizada por la transparencia, la confianza y la autenticidad, donde ciudadanía y gobierno se entiendan, dialoguen, negocien y consensúen actuaciones juntos, por separado o colaboraciones, todo ello siempre con el objetivo de conseguir una mayor calidad de vida general.

Por desgracia actualmente hay lugares donde no se cumplen estas características, ni por parte de los gobernantes, ya que a algunos no les interesa una participación ciudadana activa para poder hacer y deshacer a su antojo, ni por la ciudadanía, debido al desconocimiento de los instrumentos que tienen a su disposición.

Bajo mi punto de vista el poder de la ciudadanía es inmenso y existe una amplia mayoría que aún no es consciente de ello. La participación ciudadana conlleva mas ventajas que inconvenientes, pero son los inconvenientes los que le dan sentido a su significado. Sin participación ciudadana, la democracia política pierde su esencia. Es la participación ciudadana la que da legitimidad a los representantes institucionales. Por tanto, estando la política hecha por y para los ciudadanos,si no se tienen en cuenta sus acciones y su participación en éste campo, ¿ para qué hacer política?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s