Mamá, quiero ser político

Desde muy temprana edad, se nos ha inculcado la idea de que una buena formación, abriría las puertas del mundo laboral.
Tras esta concepción, cada uno comienza a pensar en su futuro profesional; algunos piensan en ser médicos, profesores, policías…..y luego encontramos la extraña acepción de querer ser político.

¿Qué hay que estudiar pasa ser político? ¿Es realmente una profesión?
A esta última pregunta responderemos que sí porque supone ejercer una actividad como medio de vida, y ser político cumple esta definición.

Según nuestras leyes, para dedicarse a la política profesionalmente, basta con tener nacionalidad española y haber cumplido los 18 años de edad. Lo que da a entender que para ser político, no hace falta estudiar.
Si leemos los currículums de los cargos electos, vemos que existe un porcentaje alto, con una formación básica o muy básica.
Aquí considero que radica el primer error de nuestra casta política; la escasa relación existente entre formación y profesión.

Entiendo que en los municipios de tamaño medio y micromunicipios, la formación pasa a un segundo plano en favor de los conocimientos que se tienen de la localidad en sí, de sus vecinos, de sus problemas, sus dificultades y sus puntos fuertes. Pero no se puede negar, que si formación y “ conocimiento local ” van unidos, se trabajará de una manera mas eficiente y podrán llevar a cabo acciones fundadas en el conocimiento global que tienen, donde los errores serán mínimos y la gestión integral mucho mas eficaz.

¿Pero qué pasa con los estudios de los políticos que se encuentran de representantes en instituciones nacionales e incluso dentro del propio gobierno nacional? Existen políticos que no saben interpretar los importantes datos económicos, ni saben leer leyes, ni siquiera el BOE. Lo que no es de recibo es no predicar con el ejemplo.
Bajo mi punto de vista, es necesario que personas que se encargan de tareas de tal responsabilidad, tengan unos conocimientos sobresalientes en los asuntos que les pueden competer; un ministro de justicia, deberá tener formación afín, igual que un ministro de fomento o un diputado autonómico.

Pero el asunto docente tambien conlleva la siguiente situación; Se consigue representación después de unas elecciones y los nuevos cargos se hacen esa pregunta que todos nos hacemos cuando terminamos nuestros estudios y que también entra en el vocabulario y en las dudas existenciales de los representantes; ¿Y ahora qué?
En los políticos que acceden a ser representantes hay un desconocimiento general de los pasos a seguir tras la obtención de un cargo político, y las tareas que supone este nuevo empleo.

El tiempo de aprendizaje de las labores que supone su trabajo, supone una media de 8 meses, tiempo en el que se sufre un desgaste a grandes velocidades. Es en esos meses donde realmente el político se plantea su profesión, y tras el que sabremos si es un buen representante o lo es del montón. Entonces, ¿ por qué no se forma a los posibles representantes antes de elecciones para que no exista ese desgaste y podamos hablar de una representación eficiente desde el principio? La creación de cursos de formación específicos para estos futuros representantes de la ciudadanía, les daría una mayor seguridad a la hora de ejercer su cargo y por tanto una creciente calidad profesional.

En conclusión, no solo basta con el aprendizaje del día a día que supone ser política, el tener estudios acordes al trabajo a realizar es vital. La profesión política deberían ostentarla personas polivalentes, con idiomas, expertas en la disciplina que hayan estudiado en la Universidad, tener una buena memoria y una estupenda capacidad de compresión y oratoria. ¿Encontramos estas características en los políticos españoles?

Anuncios

Una respuesta a “Mamá, quiero ser político

  1. En España no hay tradición en formación de lideres en asuntos públicos como en otros paises como Francia (la ENA). Además, la formación especializada sigue siendo escasa en los think tanks de los principales partidos políticos españoles (FAES y Jaime Vera). A nivel privado, MAS Consulting si hace cosas muy interesantes pero a un coste inasumible para gente de a pié. Saludos, @fegarc

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s